Cultura

Los flamencos recuerdan a Mario Maya

  • Una veintena de artistas rinden tributo al bailaor en un recital dirigido por Belén Maya · El espectáculo, que dirige su fundación, coincide con la entrega de los Giraldillos de la Bienal de Flamenco el próximo 11 de marzo

El homenaje póstumo al maestro del baile Mario Maya (Córdoba, 1937-Sevilla, 2008) servirá de epílogo de la XV Bienal de Flamenco en una gala que se celebrará el próximo 11 de marzo, a las 21:00, en el Teatro Lope de Vega. La velada arrancará con la entrega de los Giraldillos que distinguen la excelencia de las propuestas presentadas en el certamen flamenco, entre las que se incluyen los espectáculos de María Pagés, Sara Baras e Israel Galván, entre otros artistas .

Así se puso de manifiesto ayer en la rueda de prensa que encabezó Mariana Ovalle, viuda de Mario Maya, acompañada por Domingo González, director de la Bienal de Flamenco, Franciso Perujo, director de la Agencia Andaluza para el Desarrollo del Flamenco, y Maribel Montaño, delegada de Cultura del Ayuntamiento de Sevilla.

El tributo al bailaor y coreógrafo fallecido en Sevilla el pasado 27 de septiembre traerá al recuerdo algunas de sus mejores coreografías. Producido por la Agencia Andaluza para el Desarrollo del Flamenco y dirigido por la Fundación Mario Maya, el espectáculo reunirá sobre las tablas "del teatro del que nunca se fue", según el responsable de la Bienal, a 19 artistas, entre bailaores, cantaores y guitarristas que se formaron con él y que quieren brindarle su agradecimiento y respeto.

La bailaora Belén Maya, hija del fallecido coreógrafo, será la directora artística de este Homenaje en el que se destacarán tres facetas fundamentales del magisterio de Maya: la capacidad coreográfica de utilizar y mover en escena a grandes grupos de bailarines (el cuerpo de baile), su faceta de compositor musical, y la más conocida de coreógrafo y creador de un estilo irrepetible en el baile de un hombre. Así se podrá disfrutar de coreografías míticas del sevillano de adopción como Oliva y Naranja, incluida dentro del espectáculo Réquiem para el fin del milenio (primer montaje de la Compañía andaluza de Danza, de la que Maya fue su primer director) o los Cantes de Trilla y Martinete del espectáculo Camelamos Naquerar (estrenado por primera vez en 1976), de un total de nueve números. Entre los intérpretes que recrearán la obra de Maya figuran los bailaores Ángel Atienza, Manuel Liñán, Juan Andrés Maya, Isabel Bayón, Rafaela Carrasco y Miriam Sánchez, por citar solo algunos. En el apartado musical, sonarán las voces de los cantaores Antonio Campos, Jesús Corbacho, Manuel de Paula y Alfredo Tejada y las guitarras de Juan Requena, José Luis Rodríguez y Jesús Torres.

Mariana Ovalle resaltó la nómina de artistas que participan en este montaje y que "han tenido que apretar sus agendas" para participar en este tributo así como (rebajar) "su caché para adecuarlo al (dispuesto) por la Agencia Andaluza del Desarrollo del Flamenco", declaró la que ha sido mujer de Maya durante más de 30 años.

Domingo González adelantó que en la gala, además del homenaje al bailaor, se presentará el vídeo promocional de la Bienal de 2010, con lo que "se cierra el capítulo de la XV edición y se abre el de la XVI". En este sentido Francisco Perujo declaró que "Mario Maya es un trozo de historia de la Bienal. Estaba muy presente y muy vigente". De hecho, el espectáculo que se estrena en Sevilla nació un día después de la muerte del coreógrafo, en plena Bienal. Según Perujo, la Agencia decidió montar Diálogo del Amargo pero fue la familia la que decidió resumir en este Homenaje algunos retazos del legado artístico que el maestro ha dejado.

La muerte de Maya ha sido "una pérdida irreparable para todos" que hoy, cinco meses después, se ha transformado en "la creación y puesta en marcha de la fundación" que lleva su nombre. El primer gran acto de esta institución será este espectáculo que se estrenará en el Lope de Vega y que viajará después a Jerez el 14 de marzo para clausurar el Festival de Flamenco, según Perujo, que adelantó también un próximo homenaje al compositor Arturo Pavón el próximo 17 de marzo.

El legado de Maya, que "trabajó con denuedo por la dignificación del flamenco", según Perujo, seguirá presente gracias a las actividades organizadas por la Fundación. "Mario era un hombre muy preocupado por la Cultura y dejó muchos proyectos inacabados", declaró Ovalle, presidenta de la fundación que lleva su nombre en cuyo patronato están también los hijos del bailaor Mario, Ostalinda y Belén, y el artista José Yáñez.

La fundación, que nace con el propósito de perpetuar la obra del artisat, tiene previsto la creación de un centro flamenco de estudios escénicos, un centro de documentación y la Casa-Museo Mario Maya así como varias exposiciones y premios que mantendrán vivo el espíritu creador del maestro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios