Cultura

Una visita a la vida de David Montero: del turismo y otros simulacros

  • La 'Semana del Turismo Interior' propone en el Centro Cerámica Triana y en las calles de la ciudad, donde se celebrarán hasta el viernes cuatro 'performances', un "acercamiento físico e intelectual" a dicho fenómeno

El polifacético creador escénico David Montero. El polifacético creador escénico David Montero.

El polifacético creador escénico David Montero. / M. G.

En el Centro Cerámica Triana hemos contemplado –cedidos por primera vez para su exhibición por la "Fundación David Montero", como anuncia con impasible retranca el mismo David Montero, dramaturgo y polifacético creador– la maceta que éste heredó de su madre, su escritorio con el ordenador y libros por el suelo –todo poesía: Carson, Pizarnik, Carver–, su tocadiscos con un álbum de Triana esperando sonar, su dormitorio, sobre el que reposa un ejemplar de Todas las historias de amor son historias de fantasmas, la biografía de David Foster Wallace, numerosas pastillas para dormir, vamos a suponer, y todos sus diarios íntimos escritos a mano desde 1999.

Hemos asistido también a la recreación de una sevillana que cantó de niño, siete u ocho años tendría, en la Feria mientras una amiga de su madre le hacía cosquillas en la espalda. Incluso lo hemos visto desnudarse y entrar en la ducha, en una reproducción "a escala 1/1" de su cuarto de baño, mientras la bailaora Vanesa Aibar, creadora de este desvergonzado Tablao de la ducha, ponía movimiento y sensualidad a las coplillas que él entonaba bajo el grifo. Luego, en un breve filme –titulado A Perfect Day y realizado por la artista Rocío Huertas– lo hemos visto, con uniforme oficial de turista, paseando por su propia ciudad, Sevilla, y lo hemos escuchado: "¿El mismo hecho de ofrecerme ya es un simulacro?", para concluir más adelante: "El viaje turístico es un extraño paso a dos entre la realidad y la fantasía".

Un rincón de la casa de David Montero 'trasplantada' al Centro Cerámica Triana. Un rincón de la casa de David Montero 'trasplantada' al Centro Cerámica Triana.

Un rincón de la casa de David Montero 'trasplantada' al Centro Cerámica Triana. / M. G.

Esta lúdica y descarada performance-instalación-exposición, en la que Montero ejerce de guía de su propia casa y de su propia vida –exactamente durante la jornada del 12 de abril de 2016–, forma parte de Turismo interior, un proyecto desarrollado por él y la gestora cultural Violeta Hernández que propone al visitante un "acercamiento físico emocional e intelectual al intercambio turístico", en la línea de las iniciativas no sujetas a los esquemas de programación y exhibición convencionales que auspicia el Banco de Proyectos del ICAS.

La "réplica de la Casa-Museo de David Montero" así como las cuatro acciones que podrán verse en distintos espacios públicos de Sevilla durante esta semana forman parte de la "fase final" de una investigación que comenzó hace dos años y cuyo "trabajo de campo" puede consultarse en www.turismointerior.info. En esta web, Montero y Hernández han ido acopiando, con el asesoramiento de María Barrero, arquitecta e investigadora especializada en los conflictos urbanos en torno al turismo, todo un archivo de testimonios de profesionales ligados a este fenómeno (guías, geógrafos, trabajadores...) y reflexiones sobre el mismo.

El dormitorio de la "Casa-Museo de David Montero". El dormitorio de la "Casa-Museo de David Montero".

El dormitorio de la "Casa-Museo de David Montero". / M. G.

A través de esa misma web deberán los interesados realizar una inscripción previa –debido a la obligada reducción de aforos impuesta por la pandemia– para participar en las cuatro lúdicas performances del proyecto. La primera, Tourssam, se ha llevado a cabo este martes y ha consistido en una visita audioguiada para 15 personas a bordo de la línea 1 de Tussam. Este miércoles a las 11:00 en la calle José Gestoso llegará el turno de 500 días que estremecieron al mundo: desde que me dejó X, hasta que levanté cabeza, otra ruta guiada, en este caso a pie, en la cual Montero contará a los participantes los "acontecimientos históricos que determinaron" su vida.

El jueves, también desde las 11:00 pero en esta ocasión partiendo de la Plaza de Santa Marina, se desarrollará La elíptica me está salvando la vida, otra singular performance bajo el formato de visita audioguiada, en la que el dramaturgo y agitador escénico brindará al público la "experiencia única" de observar "la cotidianidad de un indígena sevillano". Por último, la performance "más canalla" comenzará el viernes a las 10:30 en la "puerta de la capilla de David Montero", esto es, el número 7 de la calle Bordador Rodríguez Ojeda, desde donde partirá una Estación de Penitencia de Nuestra Señora de los Ansiolíticos que culminará en el Centro Cerámica Triana, donde Montero ofrecerá a los participantes una visita guiada a la exposición-performance de su "Casa-Museo", que podrá verse hasta este viernes y tendrá hoy y mañana a las 16:00 otras dos visitas guiadas, más que recomendables para disfrutar plenamente la propuesta.

La bailaora Vanesa Aibar, autora de la pieza 'Tablao de la ducha'. La bailaora Vanesa Aibar, autora de la pieza 'Tablao de la ducha'.

La bailaora Vanesa Aibar, autora de la pieza 'Tablao de la ducha'. / M. G.

Esta Semana del Turismo Interior, explica Montero, es un "intento de entender el fenómeno del turismo más allá del pronunciamiento a favor o en contra". Y por ello todas las acciones invitan al público a convertirse en turista de su propia vida y de las ajenas, o bien a asistir a la vida de una persona –llamada David Montero– como si fuera una atracción turística.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios