Análisis

Samuel Silva

Joaquín, en la cúspide verdiblanca

El santoral del Betis suma al portuense a esa tríada de Del Sol, Cardeñosa y Gordillo

De ese niño travieso que regateaba las sillas del bar El Chino a este Joaquín de hoy, líder y capitán de un Betis que volverá a pasear por Europa, queda la evolución de un futbolista que a sus 37 años continúa derribando puertas para acercarse a esa tríada mágica que para el bético conforman Luis del Sol, Julio Cardeñosa y Rafael Gordillo.

Los más veteranos hablan de ese regate eléctrico del Settepulmoni, ese mito del Betis que también dejó huella en el Real Madrid y en la Juventus; más cercanos en el tiempo aparecen El Flaco y el Vendaval del Polígono, dos zurdos que dejaron tardes y tardes para el recuerdo en el Benito Villamarín; ahora, los postmillenials han alcanzado la mayoría de edad a la vez que Joaquín, la finta y el sprint ha ido escribiendo páginas de oro de la historia del club de las 13 barras.

18 años en la élite cumplió el pasado lunes este portuense que debutó con el Betis en Santiago de Compostela de la mano de Fernando Vázquez, pero que ya antes había dejado señales que dejaban entrever su porvenir. Desde una exhibición en La Masía, ante las atentas miradas de Louis Van Gaal y el propio Lorenzo Serra Ferrer en una Copa del Rey juvenil, a su puesta de largo en un Trofeo Colombino, días antes de su estreno y donde convenció a Vázquez de que ya estaba preparado para el salto.

Joaquín, el del Betis, el hijo de Aurelio, el dueño de la banda derecha de Heliópolis como Gordillo lo fuera de la izquierda, se desenvuelve ahora más en los medios, como esos buenos toreros que él con tanta devoción incluso imita cuando se atreve con un astado. El santoral del Betis incluye ya un cuarto elemento que, con su fútbol y su carisma, puede mirar a la cara a la cúspide verdiblanca mientras alarga el final de su carrera. Su nombre ya se ha ganado un sitio entre los más grandes de ese Betis donde creció hasta convertirse en leyenda.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios