Análisis

FÁTIMA DÍAZ

Maternidad 'reality'

'Instamoms...', en Cosmo TV, desmitifica a las madres y usa el humor como bálsamo

Confiesoque ver un docurreality como Instamoms: Madre hay más que una, un espacio de producción propia estrenado el último domingo en Cosmo, reconforta. Totalmente recomendado a las madres. ¿Quién no se ha sentido culpable por ponerle dos calcetines de diferente color? ¿Por perder los estribos cuando se despierta a las cinco de la mañana? ¿Por llegar tarde a recogerle a la guardería o al cole? Más allá de que las cuatro protagonistas sean auténticas influencers, la otra cara de la maternidad, que durante demasiados años ha sido tabú, cada vez se está haciendo más visible. Se puede contar o leerlo en un libro, pero la realidad motiva más que cualquier otra cosa. No se trata de criticar, sino de reírnos de nuestras imperfecciones, desmitificar este campo que antaño -dicen- estaba sembrado de rosas, darnos cuenta de que no existen circunstancias, ni condiciones, ni aptitudes idóneas para ser madre.

Laura Baena, Alma Obregón, Ámbar Muñoz y Nohemí García narran su día a día en las redes sociales, y ahora en el nuevo reality de Cosmo. El maravilloso, asombroso y complicado mundo de la maternidad desde cuatro visiones diferentes, todas ellas válidas, pues de esto es de lo que se trata. No hay familia perfecta ni felicidad completa, sólo momentos de plenitud. Los consejos de nuestras madres son vitales, pero también nos gusta ver cómo las actuales sirven de inspiración a otras en apuros compartiendo con humor sus intentos fallidos de ser una madre perfecta, invitándonos incluso a ser malasmadres, compartiendo sus cupcakes, sus trucos para estar en forma corriendo a trompicones con el carrito del bebé delante, su logística y su estilo de vida. Conociéndolas a fondo y asistiendo a su vida diaria, cualquiera comprende que "madre hay más que una", tantas como madres hay en el mundo. Y todo ello con el humor como bálsamo para una rutina que quema, para un cansancio que maltrata, para unos besos que lo llenan todo.

Samanta Villar, quien precisamente también ha estrenado esta semana en Cuatro su Samanta y la maternidad, dijo que tener hijos quita calidad de vida, y se le echaron encima. Cambiar unos pañales o dar el biberón eleva al hombre a la categoría de superpapá, pero cuando una madre afirma algo que es obvio que es verdad, le llueven las críticas. Que cuestionen a Samanta como madre, y no a adolescentes inconscientes como Chabelita Pantoja, dice mucho de la hipocresía de la sociedad en la que vivimos. Menos mal que la periodista, lejos de esconderse debajo de una manta, explota la polémica y sigue contando en primera persona, su especialidad y su única pega por otro lado. Las malasmadres están de moda. Todas estamos de enhorabuena.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios