Análisis

francisco andrés gallardo

Nevados

En cuanto el termómetro se resiente y caen los primeros copos en la última cumbre los informativos y magacines mandan a los más sonrientes reporteros para que comprueben en su piel y con vahos prolongados la bajada de las temperaturas. Las noticias del tiempo no sólo hablan de nosotros mismos sino que son uno de los pilares para que cualquier cadena se granjee su credibilidad. Una credibilidad barata, inofensiva y que se confecciona con cierta facilidad. Es más sencillo dedicar mucho tiempo al tiempo que a las decisiones de los políticos. Podemos desconfiar por acción u omisión de los informativos en el ámbito de sus partidismos, en la crónica económica e incluso en lo deportiva, pero nadie puede dudar de los grados centígrados que sentimos cuando bajamos a la calle. De ahí que en cuanto hace calor o frío siempre hay una conexión con algún reportero para confirmarnos que ha bajado o subido el mercurio. Nos encontramos en San Cipriano de Villafresca, provincia de Zamora, y allí tenemos a Sonia, sobrecogida en su espera. Y cuando sale la reportera con los labios carcomidos por la helada y la cara demacrada por la nieve nos confirmamos en nuestra tiritera matinal, mientras levantamos la mantita del sofá para apetrujarnos en nuestro confort de espectador.

Ya es desconcertante que los satélites e internet, en quienes depositamos nuestro futuro inmediato, hayan fallado en las previsiones de tormentas para la tarde de las cabalgatas de Reyes. Para colmo de nuestra desconfianza la pifiaron horas después con unas nevadas aún mayores de lo que se preveían, mientras se liaba parda en el carísimo cordón umbilical que une a los madrileños con la sierra de sus escapadas. Un colapso en las carreteras que una vez más tuvo a La Sexta con los reflejos más precavidos pero con todos los reporteros meteorológicos en la babia del fin de semana. Cuando el invierno ha presentado sus credenciales las cadenas estaban en la inopia de sus refritos... Y ese ufano director de la DGT escamoteando responsabilidad a su cargo.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios