Análisis

francisco andrés gallardo

¿A Qatar?

Camacho, gran discípulo de Vujadin Boskov (el entrenador que acuñó la frase "fútbol es fútbol"), pertenece a un tiempo remoto del balón donde la voluntad y el tesón primaban sobre cualquier otra virtud en ese entretenimiento global que ha entronizado de nuevo, por chiripa, a los franceses. Camacho, como David Vidal, basa sus razonamientos en lo evidente para cualquiera. Recorta un par de frases hechas y las coloca por allí y por allá en sus sinceros planteamientos dialécticos, lo que también resume sus planteamientos tácticos. Las redes se han reído con la efusividad y el reduccionismo del murciano. Como le pasó a Hierro en el banquillo y a De Gea en la portería, Camacho no estaba preparado para Rusia. Mediaset lo envió más como talismán que como analista sagaz (de todo el equipo, el mejor, Pablo Pinto).

Ha pasado menos de una semana desde que se paró el telstar y el mes redondo ya es antiguo. Telecinco y Cuatro han coleccionado grandes cifras pero la fidelidad futbolera (mayor que en pasados acontecimientos, tal vez por unas expectativas exageradas sobre la selección) no es inercia para dejar espectadores en esas cadenas que además no viven sus mejores momentos de diversidad y calidad. Más bien al contrario, tanta concentración ha alejado a seguidores habituales de Mediaset, como se aprecia en las depresiones de sus datos diarios cuando los partidos han quedado atrás. Ya es difícil (imposible) rentabilizar publicitariamente un Mundial pero además en esta era de la TV diferida pasa factura añadida el distanciamiento de espectadores habituales a lo que no les gusta el fútbol. Telecinco ni siquiera ha sacado un rendimiento jugoso a las resacas. El espíritu Sálvame es un pastiche cuando toca el balón. El modelo que les funciona procede de Canal +.

Para Qatar 2022, con sus fechas raras, es dudoso que una compañía en abierto adquiera la competición entera. A saber incluso en qué condiciones llegará el pasteleo del mundial arábigo para que sea una competición interesante.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios