Es altamente contagioso. Todos estamos en alerta. Se toman todas las medidas necesarias. Hay que restringir las actividades de riesgo, cambiar hábitos. Cualquier prevención es poca. Si tienes síntomas, debes pedir ayuda. Acudir a los profesionales que activarán el protocolo oportuno y que iniciarán las acciones para poder curar tu mal. Con suerte, en poco tiempo, estarás repuesto. Hay que evitar el contagio masivo. Más vale prevenir. Todo esto es necesario e importante. Nuestra salud está en juego. Aunque luego quede reducido a una simple gripe (si no somos grupo de riesgo). Tomemos precauciones. Porque es malo y nos puede perjudicar.

Pero, ¿actuamos siempre así? ¿Tomamos tantas precauciones ante toda clase de virus perjudiciales para nosotros? ¿Y frente a otros virus mucho más contagiosos que éste? ¡Qué bueno sería que, ante el virus de la indiferencia, la increencia, la falta de fe, el desánimo, la tristeza o el relativismo, pudiéramos adoptar medidas similares, de (auto)protección! Evitar el contagio de sus síntomas, la transmisión de su intrínseca maldad. Hay más virus. Por ejemplo, los que matan el alma y nuestra vida cristiana, de fe, cofrade. ¿Qué medidas tomamos para protegernos? Y eso que tenemos la vacuna al alcance de la mano. Es efectiva, no infalible, pero ayuda en un gran porcentaje de los casos estudiados: la cuaresma. Y sus derivados: oración, sacramentos, ayuno, penitencia y limosna. Y es gratis, oiga. Cuando uno se aplica con esta medicina, el alma se regenera, la vida mejora sensiblemente y es altamente contagioso para nuestro alrededor. ¡Ah! y deja de tener importancia el dar o no físicamente besos a nuestras imágenes.

PD. Tampoco nos vayamos al otro extremo, y de tanta prevención, nos aislemos y olvidemos lo importante: la atención al hermano y sus necesidades, materiales y espirituales (esa es nuestra misión). Tampoco hay que abusar de lavarse las manos… ya se sabe, así Pilatos nunca se hubiera contagiado.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios