La Bolsa española cayó ayer el 0,62% y perdió la cota de 10.200 puntos, por lo que vuelve al nivel de mediados de marzo, afectada por las pérdidas del sector financiero y la apertura a la baja de Wall Street. El principal indicador nacional, el Íbex 35, perdió 63,40 puntos, ese 0,62%, hasta 10.179,80, con lo que lidera las pérdidas europeas y reduce las ganancias del año al 8,85%.

Con el euro en 1,191 dólares al cierre, la mayoría de las plazas europeas cerraron con pérdidas: Londres cayó el 0,52%; París el 0,34% y Milán el 0,24%, y Fráncfort ganÓ el 0,18%.

En las plazas asiáticas aún se dejó notar la tensión geopolítica en torno a Corea del Norte. Tokio perdió el 0,63%; Hong Kong repitió cotización y el índice CSI 300, que agrupa las mayores empresas de Shanghái y Shenzhen, subió el 0,30%.

La mayoría de las compañías con más peso del Íbex registraron pérdidas: BBVA cayó el 1,75%; Banco Santander el 1,67%; Inditex el 1,20% y Telefónica el 0,60%, mientras que Repsol subió el 1,83% e Iberdrola el 0,41%. El sector financiero fue el lastre del índice y Bankia lideró los descensos, al caer el 3,03%; CaixaBank el 2,55%; Banco Sabadell el 2,31% y Bankinter el 1,66%. En cambio, las compañías industriales encabezaron las alzas: Siemens Gamesa subió el 4,06%; Endesa el 2,75% y Repsol el 1,83%.

Abengoa "B" protagonizó las alzas del mercado continuo con un avance del 7,14%, mientras que Urbas cayço el 5,88%.

El crudo de referencia en Europa, el barril de Brent, se encarecía hasta 53,62 dólares al cierre del parqué español, en el que ayer se negociaron 1.343 millones de euros.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios