Infraestructuras El puente de la SE-40 se podrá cruzar a pie o en bici como el Golden Gate

La jornada de ayer fue de caídas generalizadas en las bolsas tras conocerse el negativo dato de inflación de Reino Unido y el posible endurecimiento de la política monetaria por parte de las autoridades monetarias.

En Europa, la Eurozona creció ligeramente por debajo de lo esperado en el segundo trimestre. Así, el crecimiento respecto al trimestre anterior fue del 0,6% (3,9% interanual), 0,1 puntos por debajo de lo esperado. La crisis energética y la desaceleración de China siguen, por tanto, menoscabando a las economías europeas, siendo Alemania uno de los países más afectados. En este sentido, la balanza por cuenta corriente del país germano, cuya industria es altamente electro-intensiva y orientada a la exportación, se situó en niveles no vistos desde 2002.

Por su parte, en Reino Unido la tasa de inflación de julio superó la barrera del 10% (10,1% interanual), 0,3 puntos por encima de las expectativas. El Banco de Inglaterra señaló que no se espera que este sea el pico de la inflación y que puede llegar al 13% en los meses venideros, coyuntura, que podría ser generalizada en Europa en el contexto de la crisis energética.

En este contexto, el Íbex 35 cerró un 0,91% por debajo de su nivel de ayer, poniendo fin así a 12 jornadas en positivo y cayendo por debajo de 8.500 puntos. Entre sus componentes, las mayores revalorizaciones se registraron en Acciona Energía (+0,80%), Repsol (+0,36%) y Acciona (+0,19%). En contraste, destacaron las caídas de IAG (-4,21%), Colonial (-3,32%) y Fluidra (-2,59%).

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios