Desde la bulla

Paola / Vivancos

Acción social

DECÍA el anterior Pontífice, Juan Pablo II, que "pertenece a la enseñanza y praxis más antigua de la Iglesia la convicción de que ella misma, sus ministros y cada uno de sus miembros están llamados a aliviar la miseria de los que sufren, cerca o lejos, no con lo superfluo sino con lo necesario". En los últimos años, las hermandades y cofradías sevillanas han volcado muchos de sus esfuerzos en el ejercicio de esta virtud de la caridad, actuando para resolver en la medida de sus posibilidades las muchas carencias de sus conciudadanos y de los habitantes de otras partes del mundo. Esta acción social proyectada al exterior sufre de muchos detractores. No es extraño escuchar a cofrades rancios proclamar, siempre en alta voz y para lavado de sus conciencias, que ya está bien de ayudar a los negritos, a los bielorrusos o a los moritos saharauis cuando hay tantas necesidades en la ciudad. Nada más apartado de la verdad evangélica y de la obligación que tenemos los cristianos de cooperar a una globalización positiva. Afirmaba Monseñor Casaldáliga, Obispo Emérito de Sao Félix do Araguaya, que una "conciencia mundializada nos ayuda a comprender que debemos transformar el mundo. No vale con cuidar solo la propia casa y el propio país. La utopía se hace así más posible".

Nuestras cofradías, sus juntas de gobierno y sus hermanos rasos, sin abandonar sus otros fines de culto público a sus titulares y formación cristiana de sus miembros, han de comprender que sobrevivirán si cumplen con esa obligación de naturaleza política y motivación religiosa (si decimos que Dios es amor, hemos de practicarlo) de trabajar en la transformación de unas estructuras económicas injustas, para lo que necesariamente el Primer Mundo en el que habitamos deberá dejar de serlo un poco a favor de nuestros congéneres del Tercer Mundo, que, como el pobre Lázaro a las puertas del rico Epulón, aún hoy esperan nuestras migajas.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios