Las dos orillas

José Joaquín León

Artistas de la financiación

PISTA para los artistas de la financiación. Al final ha resultado que Cristiano Ronaldo era barato. Hay que ver cómo se puso todo el mundo porque Florentino Pérez, desafiando a la crisis, se gastó 94 millones de euros en fichar a un crack portugués que no ha ganado todavía ningún Mundial. ¿Pero qué son 94 millones de euros, al lado de los 11.000 millones adicionales? Con la pasta que le soltará Zapatero a las comunidades autónomas en los próximos años se podría fichar a Cristiano Ronaldo 177 veces. Y no olvidemos que el crack valía como 4 aviones Falcon y el sueldo de 7.833 mileuristas durante un año.

-Pues todavía dice Artur Mas, el de CiU, que es poco. Aunque en ERC están contentos. Y además seguirán en el tripartito. Tripartito suena a trincandito.

Por culpa del Estatut se ha puesto en marcha esto que llaman el sudoku autonómico. Por cierto que lo negociaba Chaves, pero al final presentó las cuentas Elena Salgado y se ha colgado la medalla del éxito el presidente Zapatero. Dicen que esto servirá para mejorar enormemente la educación, la sanidad y los servicios sociales.

-¿Y para colocar a unos cuantos amiguetes no?

No, eso ya se financiará de otra manera. La pesada maquinaria burocrática del país mueve sus engranajes, financiándose como puede. Y sigue tragando. ¿Qué son 11.000 millones adicionales en el país de las maravillas de la crisis? Aquí un montón de empresas y mogollón de pequeños empresarios se han arruinado, aquí aumenta el paro más que en ningún país de Europa, pero seguimos a lo nuestro: el arte de financiar.

-Es que Zapatero sabe lo que hace. La mejor manera de afrontar una crisis es comportarse como si no hubiera crisis.

Eso es lo que hace. En realidad, no gasta, sino que hace como que gasta. Artur Mas, que todavía quiere más, insiste en esta teoría: "Zapatero pone sobre la mesa un dinero que no existe; son deudas". Ese es nuestro modelo preferido. Los 11.000 millones adicionales no los tiene el presidente en billetes de 500 euros, escondidos en un calcetín debajo de su cama de La Moncloa. Esos 11.000 millones son como los del burbujazo inmobiliario. Son millones de los de esto vale tanto y aquello vale cuanto, pero en verdad no vale ni un duro de los antiguos porque todo es sobre el papel. Aquí no hay una Caja Madrid y un Banco de Santander que le den el préstamo a Florentino. Aquí lo que hay es mucha suposición, mientras se sigue engordando la burbuja financiadora, que ya está grandísima y preciosa.

Así seguimos construyendo el país de las maravillas con regalos y promesas. Pero ya veremos lo que pasa en los próximos años con el IRPF y el IVA que pagaremos todos los financiados.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios