Por montera

mariló / montero

Asesinos de mujeres (I)

ES patente que todas las medidas activadas con las que se pretende acabar con la violencia de género o machista, o como quieran llamarle, es decir, aquellas que apuestan por acabar con el asesinato de mujeres por hombres, están siendo inútiles. No hay un cálculo que nos diga cuántas mujeres han salvado la vida gracias a las leyes sobre violencia de género o machista, pero sí existe la estadística de mujeres que han muerto asesinadas por sus maridos o ex maridos.

La muerte por violencia de género se viene registrando desde el año 1999. No sé por qué se empezaron a contar estas muertes entonces y no antes, pero alguna vez tenía que ser. En éstos catorce años, han sido asesinadas 865 mujeres. Tampoco existe un cálculo que nos diga cuántas resultaron heridas o, dicho de otra manera más justa, cuántas sobrevivieron al atentado ni las secuelas que les dejó la agresión. Para frenar éstos crímenes se reclama que los niños sean educados en los colegios para que en el futuro se acabe con ese convencimiento intrínseco de algunos hombres que consideran que las mujeres son de su propiedad y por eso las torturan psicológicamente, maltratan y matan.

Pero, ¿qué hacemos con las mujeres que, hoy, están amenazadas? Hay leyes que fomentan la existencia de centros de acogimiento, de teléfonos de auxilio (que por cierto, el teléfono es distinto según la comunidad autónoma. Otra complicación. El otro día me contó un compañero que llamó desde su teléfono móvil al 016 y éste quedó grabado en la memoria. Cuidado con eso). Decía que también existe la posibilidad de poner una denuncia contra tu agresor que permite el distanciamiento automático sobre la víctima. Pero muchos vuelven al territorio y otras tantas retiran la denuncia. Más aún, se concede protección si es solicitada por la agredida e incluso se le puede procurar una pulsera electrónica que detecta si el matón se salta el aro de seguridad. Hay algunas provincias que tratan a los maltratadores para que se integren a la sociedad. Una vez expuesto, brevemente, casi todo el glosario existente sobre las medidas que pretender proteger a las mujeres maltratadas, la realidad es que a día de hoy en España han sido asesinadas 21 según el Ministerio, 26 o 29 según otras fuentes. No nos ponemos de acuerdo ni en contar las muertas, cosa que no sucede ni con los fallecidos en accidentes de tráfico ni con las víctimas de ETA ni si quiera con el número de linces atropellados en Andalucía. ¿Cómo evitamos que Manolo mate a Pepa?

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios