EL Íbex 35 se desinfló al cierre de la sesión de ayer y perdió un 0,4%, lo que llevó al selectivo a situarse en los 10.431,2 enteros después de haber alcanzado la cota psicológica de los 10.500 puntos en la media sesión.

El parqué español resultó afectado por el cierre negativo de Wall Street en la víspera -después de que la Reserva Federal declarara su disposición a subir los tipos de interés en diciembre- y estuvo condicionado levemente por la rebaja de las previsiones de crecimiento de la UE. Además caían las ventas minoristas en la zona euro y los pedidos industriales en Alemania.

En el mercado de deuda, la prima de riesgo se colocó en 119,9 puntos básicos, con la rentabilidad del bono a diez años en el 1,809%. Mientras, en el mercado de divisas, el euro se intercambiaba a 1,0872 billetes verdes.

ArcelorMittal lideró las pérdidas con un recorte del 4,69%, seguido de Técnicas Reunidas (-4,54%) y Mapfre (-4,11%), que no consiguió remontar su marcha después de presentar en los nueves primeros meses del año un beneficio un 12,1% inferior al registrado el ejercicio anterior. OHL (-3,83%) y Sabadell (-3,59%) tampoco consiguieron aguantar el tipo.

Por el contrario, Gamesa se erigió como el mejor valor de la jornada con un repunte del 2,92%, seguido de Inditex (+1,89%) y Grifols (+1,5%). Enagás (+1,45%) y Aena (+1,31%) completaron los cinco primeros puestos del ranking de subidas.

Salvo Inditex y Endesa (+0,54%), el resto de los blue chips se adentraron en pérdidas, encabezados por Repsol (-2,1%). BBVA se dejó un 2,06%, Santander un 1,28% e Iberdrola un 0,16%. Telefónica cerró plano.

En este contexto, el selectivo español compartió tendencia con Londres, que recortó un 0,75%. París, con una subida del 0,67%, y Fráncfort (+0,36%) mostraron una tendencia más positiva.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios