EL Íbex 35 perdió ayer un 1,6% al cierre de sesión y acumuló una caída del 6,6% en la que se ha convertido en su peor primera semana en el arranque de un año. El selectivo retrocedió hasta los 8.900 puntos.

En la primera semana del año, el Íbex se anotó cuatro jornadas en rojo lastrado por las dudas resurgidas sobre China y la caída del petróleo. De esta forma, el selectivo selló su peor arranque semanal de año, superando las peores rachas hasta ahora: en 2000 (-4,6%) y en 2008 (-3,8%).

En la última sesión de la semana sólo cuatro valores se adentraron en terreno positivo: FCC (+1%), Aena (+0,9%), Acerinox (+0,8%) y Enagas (+0,6%). Banco Popular lideró los recortes, al ceder un 4,1%, seguido de Repsol (-4%).

También destacaron las caídas protagonizadas por Arcelormittal, Banco Sabadell y Gamesa, que se dejaron más de un 3%. Los grandes valores se inclinaron por las pérdidas, con Banco Santander cediendo un 2,6%, BBVA un 2,2% y Telefónica un 2,4%.

Las principales bolsas de Europa terminaron la sesión en rojo. París y Fráncfort bajaron más de un 1%, mientras que Londres cedió un 0,3%.

En el mercado de deuda pública, la prima de riesgo española se quedó en los 119 puntos básicos, con la incertidumbre política como trasfondo. El euro, por su parte, reforzó posiciones y se intercambió por 1,0905 dólares al cierre.

El analista de XTB Javier Urones señaló que esta semana de caídas "no es extraña para el inversor español", puesto que a principios de 2015 la renta variable se dejó poco más de un 5%. "Doce meses antes, en enero de 2014 teníamos exactamente la situación opuesta: un arranque espectacular donde la renta variable acumuló más de un 4% en las primeras sesiones. Muchos movimientos, por tanto, en un mes clásico de rotación de carteras", advirtió el experto.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios