Editorial

Buen puente, mejor año turístico

LAS previsiones iniciales se han cumplido y, según los datos iniciales que trascienden, el turismo andaluz ha conseguido mantener su pujanza durante el pasado puente de la Constitución, gracias sobre todo al empuje de los viajeros nacionales. Es de esperar que esta buena afluencia también haya servido de enganche para reactivar el consumo interior y mejorar expectativas en parcelas significativas como el comercio, que en estos días también se examina. El sector turístico, por tanto y a falta de las fechas navideñas, puede proclamar ya que va a cerrar un gran año, el mejor desde 2008. Son ya nueve meses seguidos de crecimiento en algunos de sus principales indicadores, como son las pernoctaciones en los hoteles, e incluso ya no se ve tan lejana la posibilidad de acabar este 2013 muy cerca de la mágica cifra de 20 millones de visitantes. El puente ha servido para comprobar cómo grandes capitales como Sevilla, Málaga o Granada lograban una ocupación de las camas de sus principales establecimientos en torno al 80%, los alojamientos de los destinos de interior también preveían llenar casi el 70% de sus plazas y las pistas de la estación de esquí de Sierra Nevada han recibido casi 30.000 visitas en este fin de semana alargado. Incluso, gracias a la ausencia de lluvias y a una temperatura casi primaveral, también las áreas litorales, como las de Huelva o la Costa del Sol, han podido complementar las ofertas anteriores y estirar algo más su tradicional temporada de sol y playa. El propio presidente del Consejo de Turismo de la Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA), Miguel Sánchez, destacó ayer el buen comportamiento del sector durante estas pasadas fiestas y dio por hecho que se habían plasmado las "buenas" previsiones de ocupación, que se estimaban entre el 60% y 65% de media en la comunidad autónoma, a diferencia del pasado año, cuando se sumó el mal tiempo a la situación económica general. Pese a este goteo de buenos datos, el dirigente de la CEA alerta sobre el bajo nivel que alcanzan los precios de la planta hotelera andaluza. "Son los mismos que hace cinco años", proclama, y defiende que es necesaria su recuperación para que las empresas sean rentables. No era de la misma opinión el último informe económico del BBVA, que consideraba esencial esos precios bajos para mantener la actual competitividad, al tiempo que pronosticaba que el turismo sería uno de los motores para la mejora económica de Andalucía en 2014. La Junta prevé que esta tónica también se mantenga el próximo mes de enero, pero una vez más la gran asignatura pendiente será luchar contra esta estacionalidad que provoca decenas de cierres de hoteles durante meses, con la consiguiente pérdida de empleo.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios