Opinión

Javier Bustamante Esquivias

Carta abierta a los hermanos de Pasión

PESE a que en todo momento hemos guardado la más absoluta discreción y silencio, por respeto a la Autoridad Eclesiástica y cariño a nuestra hermandad, y habida cuenta de la profusión de noticias sesgadas, cuando no directamente falsas, que se vienen vertiendo en determinados medios de comunicación y foros en internet, los firmantes del recurso interpuesto contra la forma de celebración del Cabildo Extraordinario del pasado día 1-XII-2009 queremos trasladaros estas consideraciones a fin de que podáis forjar vuestro propio criterio sobre nuestro proceder en este asunto:

1. Es incierto que seamos sólo cuatro hermanos los que mantenemos una actitud crítica contra la celebración del pasado cabildo, dado que son numerosos aquellos que han expresado su adhesión, siendo sólo cuatro los firmantes por motivos prácticos.

2. La razón principal de nuestro recurso es que en dicho cabildo se privó, lisa y llanamente, a los hermanos del derecho de voz esencial y básico (recogido en el nº 17 de nuestras Reglas) que permite la participación y expresión de cada opinión. Para ello el hermano mayor expuso que: "Siguiendo instrucciones estrictas y taxativas de la autoridad eclesiástica, sólo tomarían la palabra los hermanos que hubiesen presentado enmiendas y, en el caso de que fuesen varios los hermanos que hubiesen presentado enmiendas a un mismo artículo, sólo uno de ellos podría defenderla". Así se le negaba la voz a todo hermano asistente al mismo que no hubiese presentado previamente alguna enmienda al proyecto de Reglas, lo que en ningún momento se supo con antelación a la celebración del Cabildo. Además el proyecto de Reglas no fue difundido entre los hermanos y sólo fue posible consultarlo en la Hermandad, en horario acotado y sin poder obtener copia alguna. La consecuencia última fue que de las trescientas treinta personas presentes -algunas de ellos viajando expresamente desde otras ciudades de España-, sólo ocho o nueve pudieron tomar la palabra, y aún éstos sin el menor derecho a réplica, soslayando con este mecanismo cualquier intento de debate. El resto de los hermanos, con sus opiniones y sus propuestas, fueron sencillamente silenciados.

3. Tampoco es cierto que el Sr. Vicario haya resuelto nuestro recurso con argumentos contundentes o por falta de argumentación por nuestra parte. Sólo lo ha desestimado por una cuestión de forma: no haberse solicitado previamente la "revocatio" del Decreto del Sr. Delegado Episcopal para Asuntos Jurídicos, que está fundamentado exclusivamente en lo que recoge el Acta del Cabildo (aún no aprobada por un Cabildo General) remitido por la Junta de Gobierno. Por ello, se ha repuesto el recurso ante el Sr. Arzobispo, solicitando la nulidad de las resoluciones anteriores porque, con los debidos respetos a los firmantes de ellas, estimamos que se debe entrar a conocer sobre el fondo del asunto.

4. Queremos poner de relieve que es falso que exista alguna conexión causa-efecto entre la interposición de los recursos y el hecho de que este año no salga música en el paso de Nuestra Madre y Señora de la Merced. La realidad es que, en el mismo recurso, hemos renunciado a la posibilidad de instar la suspensión de los acuerdos recurridos, precisamente, para evitar cualquier obstrucción o dilación en el proceso de aprobación de Reglas. Lo único cierto es que, a la presente fecha, las nuevas Reglas no han sido aún aprobadas por la Autoridad Eclesiástica a quien, al parecer, determinados medios periodísticos o personas se creen con derecho a imponerle plazos en el proceso de tramitación y aprobación. En lo que a la música se refiere, mientras esas Reglas no sean aprobadas, lo que realmente está en vigor es un acuerdo de Cabildo General, de hace más de un siglo, en el cual se decidió que la Cofradía procesionaría en silencio absoluto, para subrayar y enfatizar el carácter ascético y penitencial de la estación, como público testimonio de duelo por la Pasión y muerte de nuestro Señor y, entendiendo el silencio, además, como un valor litúrgico en sí mismo, en consonancia con la festividad que se celebra. Este silencio tiene un alto valor simbólico para nuestra Hermandad desde hace muchísimos años. La vigencia de este acuerdo, hasta que las Reglas sean aprobadas, y NO la impugnación de las mismas, es la verdadera razón de la no salida de la música. A la postre, se trata de RESPETAR las normas de funcionamiento y la legalidad de la Hermandad.

5. Por último, aclarar que no es cierto que todos los firmantes del recurso hayamos formado parte de la "candidatura perdedora" en las pasadas elecciones, como tergiversadamente se quiere hacer ver. Sólo dos de los que hemos firmado este recurso, formaron parte de la candidatura orientativa presentada por la anterior Junta de Gobierno, que si bien no contó con el respaldo suficiente de los votantes sí que lo tuvo en un porcentaje superior al 40%. Es más, alguno de los firmantes del recurso votó a la candidatura que hoy es Junta de Gobierno de la Hermandad y no por ello es mejor o peor hermano de Pasión.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios