Punto de vista

josé Ramón / del Río

Contestando a un amigo

DESDE esa ventana que los periódicos tienen para comunicarse con sus lectores que son las Cartas al director, un compañero de colegio, además de a mí, a todos los lectores y a otro compañero, nos pregunta lo siguiente: "En el supuesto que el sr. Pedro Sánchez, democráticamente, llegase a ser presidente del Gobierno, previo pacto con todas las fuerzas de extrema izquierda y separatistas, a cambio de favorecer las aspiraciones de los independentistas de Cataluña que quieren romper España, sería lógico y razonable que Felipe VI, lo mismo que hizo su padre el 23-F, se vistiera con el uniforme de capitán general y como tal ordene a las Fuerzas Armadas, el cumplimiento del art. 8 de la Constitución, en lugar de aplicar el art. 155".

A alguien con el que compartíamos pupitre hace más de 70 años no podemos dejarle colgada la pregunta. Si se la hubiere hecho a José Pedro Pérez Llorca, uno de los padres de la Constitución, él y los lectores quedarían más satisfechos que con la respuesta que yo pueda darle. No obstante, como José Pedro, como gaditano que es, no falta en Semana Santa y entonces lo veré, puedo consultarle si la respuesta que le voy a dar a Cipriano Almagro merece por lo menos su aprobado. Acepto, por tanto, responder.

Lo que pregunta mi amigo es si sería "lógico y razonable" la aplicación del art.8 (que asigna a las Fuerzas Armadas, como misión, defender la integridad territorial de la nación), en lugar del art. 155 (suspensión de la autonomía). Observen que emplea esos adjetivos en lugar de otros más contundentes, como serían los de "justo y necesario".

El Rey tiene el mando supremo de las Fuerzas Armadas, pero necesita de la autorización de las Cortes para declarar la guerra (art. 63.3 CE) y se supone que cualquier acción guerrera. Es al presidente del Gobierno al que corresponde la dirección de la política de Defensa y, sobre todo, la gestión de las situaciones de crisis. Le corresponden a las Fuerzas Armadas "defender la integridad territorial y el ordenamiento constitucional", pero necesitan del acuerdo del poder político para hacerlo. No quiero hurtar mi respuesta. Hasta el momento, amigo Cipriano, no sería "lógico ni razonable" que las Fuerzas Armadas emprendan con la sola orden de su mando supremo (el Rey), la defensa de la integridad territorial. Si procede (que Dios no lo quiera) sería el presidente del Gobierno, cumpliendo un acuerdo de las Cortes el que daría la orden. El voto hay que pensárselo mucho.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios