Visto y oído

Antonio / Sempere

Convive

AVECES las pequeñas cosas tienen más valor por lo que representan que por lo que son en sí mismas. Este domingo se estrena ¡Convive!. Dicho así, como un grito de guerra, como una exhortación. Claro, se trata de un programa de coaching sobre la terapia de pareja, tan de moda. Pero no son Cuatro ni La Sexta las cadenas encargadas de emitirlo. El estreno corre a cargo de La 2. Y si tenemos en cuenta que han transcurrido diez semanas, diez, de este seco 2012, y no hemos catado ni una sola formato novedoso en la cadena, ni un espacio de producción propia, el solo hecho de ver el anuncio de un título novedoso, de una nueva carátula, una nueva idea, unos nuevos presentadores, ya supone una bocanada de aire fresco. Que antes de Óscar López y su Página 2, que antes de Eduard Punset y su Redes lleguen David Suriol y Miguel Janer con sus casos (nos cuentan que hace dos años que grabaron el piloto del programa que estamos a punto de ver) resulta de todo punto estimulante para quien les habla.

Porque, entre nosotros. Estaba de Cazadores de nazis, una y otra y otra vez, hasta la coronilla; y de noches temáticas y documentos TV dedicados a las vacunas, al narcotráfico, al cáncer, tantas veces vistos; y de La felicidad en 4 minutos, tan agradable las primeras veces, pero tan cansino cuando te lo sabes de memoria; y agotado con los documentos exprés procedentes del Tres14 que se cuelan cuando menos te lo esperas. Por eso un programa coach tan pequeño y tan sencillo como ¡Convive! me ha hecho sentir que La 2 se ha desencasquillado. Y que por fin va iniciando una nueva temporada, con la falta nos hacía. A ver qué dura y a ver qué pasa.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios