Visto y oído

Francisco / Andrés / Gallardo

Cumbres

ZAPATERO deambula con la mirada perdida por los Picos de Europa (¿o eran del Euribor?), entre el éxtasis y la negación. De vez en cuando se autocongratula de ser el único presidente del Gobierno que pisa esas intrincadas sendas, al borde de los abismos. Fue una parábola visual sobre lo que nos acontece la que nos regaló Cuatro el lunes por la noche. Esto sí que es Al filo de lo imposible. El presidente huía del mundanal ruido para otear la nada, refugiarse en el pasado de su infancia leonesa, desgranar filosofía parda y complacerse entre alabanzas y chistecillos, acompañado de su paisano Jesús Calleja. Qué dura es la vida del montañero. Desde los documentales de De la Quadra Salcedo no veíamos tales arrojos y desde los tiempos del Nodo no asistíamos a una sesión de peloteo tan prescindible. "No mojarnos" era la máxima preocupación de Calleja ante los nubarrones que amenazaban entre las cumbres. Y una vez más Rodríguez Zapatero no se mojó. Por no mojarse no cogió ni humedad, porque para que les caiga el chaparrón encima ya tiene a Solbes, a De la Vega y a Rubalcaba. Ya veremos hoy.

Otra inyección de falseada realidad nos la trajo después Patricia Gaztañaga en Antena 3, recién estrenada como matriarca del trasnoche. Encantada. Una pureta entre pipiolos macarras. No es programa para viejos aborda la sexualidad a lo basto y se rodeó en el plató de un gallinero juvenil formado por pollitos y señoritas, con una actriz porno en el papel de sabia. Todos de pie, discutían a lo Moros y cristianos hasta para hablar sobre el uso de preservativos. Autorretrato en ácido.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios