La ventana

Luis Carlos Peris

Demasiados heridos en las cunetas

NUEVE votos cuando en las urnas había más de dos mil papeletas fue la distancia que separó a los dos candidatos. Tras apelar a una segunda ronda con los dos aspirantes que habían ganado en primera instancia, resulta que sólo nueve fueron los votos que separó a ambos. Fue la otra noche en la hermandad de la calle Pureza y después de una campaña electoral donde abundaron los malos rollos, las insidias y como un tácito vamos a llevarnos mal que deja el horizonte de la hermandad con más nublados de la cuenta. Si ya de por sí un proceso electoral deja heridos en las cunetas, en el que se ha dilucidado en la Esperanza trianera convendría que se bajara la pelota al suelo para una convivencia normal. No es que se pida que se besen ganador y derrotado, pero sí sería bueno que se dejasen aparcados los egos y las rencillas que éstos generaron para que a la Esperanza morena se le alegrase la cara.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios