Visto y oído

Francisco / Andrés / Gallardo

Directos al 6

UNAS recetas de cocina, un festejo en el pueblo y alguna noticia curiosa vestían las tardes de España directo, que ahora se quedan medio huérfanas para los espectadores de La 1 que han de conformarse con los reportajes enlatados y requetevistos de Comando actualidad. Los ingredientes seguros convertían al magacín de conexiones de Mediapro en un programa de hábitos y compañía, de servicio público seguro para los complacientes seguidores de la cadena pública. La sazón más gustosa de España directo la aportaba la propia actualidad, la generosidad periodística de unos equipos formados por gente muy joven y con ganas de comerse el mundo y las escaletas. Ahí está el ejemplo de Julio Muñoz, el reportero al que se le cayó el campanario de Lorca a los pies. Hay otra gente y hubo otros trabajos, pero aquel cercano despliegue en la ciudad del terremoto justificó costes y la función de España directo (cuya marca permanece en un recomendable programa de Radio Nacional en los mediodías, por cierto).

Aquellas tardes de La 1 regresarán reestructuradas con el otoño. Ahí tendrá la plantilla de RTVE el reto y la obligación de estar a la altura de las exigencias y las reclamaciones. Ya que los sindicatos se alegraron de la sangría en Mediapro, esperemos que su relevo justifique con creces esa actitud insolidaria y de tintes algo cínicos.

Algunos no se irán al paro. Parte de los equipos de España directo comenzarán este lunes en las tardes de La Sexta, una cadena de la que forma parte Mediapro y que necesita de forma urgente contenidos que hagan remontar sus escuálidas cifras. Para una cadena marcada en su momento por el humor, el programa de directos puede marcar un giro, un nuevo camino para un número 6, que tiene un futuro por delante que no tiene nada que ver con su pasado. Suerte a todos.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios