Punto de vista

josé Ramón / del Río

Elogio del vino

ESPAÑA ha sido en 2013 el primer país productor mundial de vino, adelantando en esta ocasión a Francia e Italia, porque las inclemencias meteorológicas en esos países perjudicaron sus cosechas. También somos los primeros en superficie destinada a viñedos y los mayores exportadores. Que el conjunto de nuestros vinos conforman un muestrario -un "portafolio", que diría un viajante de los viejos tiempos- que ningún país puede igualar lo demuestra la muy resumida exposición de nuestras denominaciones de origen, que existen en todas las comunidades autónomas. En Andalucía, las del jerez y Sanlúcar (en las que se incluyen los Vinos de la Tierra de Cádiz, de Arcos y San José del Valle), Huelva, Málaga y Moriles- Montilla; en Aragón, Cariñena y Somontano; en Castilla-la Mancha, Valdepeñas; en Castilla y León, Ribera del Duero, Rueda y Toro, en Galicia, Ribeiro y Rías Baixas; en Murcia, Yecla; en Extremadura, Ribera del Guadiana; en Navarra, las dos Riberas; en Rioja, la Alavesa y la Alta y la Baja. Las comunidades autónomas de Cataluña, Madrid, Valencia, Baleares y Canarias cuentan también con denominaciones de origen.

Pese a esta riqueza y variedad, los españoles somos los que menos vino consumimos y, además, donde más ha descendido ese consumo. No llegamos a los 20 litros, por persona y año (aunque, sin duda, usted conoce a algunos que hacen lo que pueden por mejorar la estadística) cuando en los países de nuestro entorno, como Francia, Italia y Portugal, el consumo es más del doble. El primer puesto lo ostenta, por justificadas razones, el Estado Vaticano. Dicen los expertos que las causas de este descenso están en la desafección de los jóvenes hacia el vino y en su precio, por el excesivo margen comercial, cuando se consume en restaurantes.

No estoy incitando al alcoholismo a nuestros jóvenes. El que opte por ser abstemio escoge una buena opción, pero no es lógico que el que no bebe vino en las comidas luego se ponga hasta la corcha de bebidas destiladas de mucha mayor graduación. Pasteur decía que el vino es la más sana e higiénica de las bebidas, aunque hay que precisar que el agua de aquellos tiempos estaba escasa de depuración. Un consumo moderado de vino es recomendado por los médicos y propicia la amistad y el compañerismo. Jerez ha sido designada este año Capital Europea del Vino. Para terminar le tomo prestado a José María Pemán el verso que está escrito en el patio de su casa del Cerro Viejo: "Beber es todo medida / alegrar el corazón / y sin perder la razón / darle sentido a la vida".

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios