La ciudad y los días

Carlos Colón

ccolon@grupojoly.com

Escribir sobre papel 'el elefante'

Los cuerdos municipales tienen el mismo destino que las 400 hojas de papel 'el elefante'

Sentencia de asfalto y pérdida de aceras para Correduría. El Ayuntamiento dice que el adoquín de Gerena, que a duras penas sobrevive allí parcheado, no es apropiado para el paso de autobuses. ¿Y qué más da?, me pregunto mientras escribo. Luchar por la conservación o la reposición del adoquín de Gerena es otra batalla perdida. Y esforzarse en vano es de necios. Por lo menos prometen árboles, como en Amor de Dios. Esta perdió con el asfalto, pero ganó con los árboles que hacen más amable una calle desde siempre desabrida -difícil saber por qué: el carácter de las calles es más misterioso que el de las personas- y sirven de pantallas que disimulan algunos de los muchos horrores en ella perpetrados (menos el asfalto, claro).

El 15 de octubre de 2020 el Pleno del Ayuntamiento aprobó sin oposición la propuesta de Ciudadanos para la inclusión del adoquín de Gerena en los Planes Especiales de Protección del Conjunto Histórico. Ciudadanos también solicitó la adhesión al manifiesto en defensa de la pavimentación histórica de Sevilla presentado en el Colegio de Arquitectos y respaldado por más de medio centenar de arquitectos, artistas e intelectuales (algo lentos de reflejos, eso sí) y apoyado por la Comisión de Patrimonio. Como este artículo, y todos los que he escrito sobre el patrimonio histórico y de la vida cotidiana, el destino de la propuesta y del manifiesto es el mismo que aguardaba a las 400 hojas de aquel áspero rollo de papel popularmente conocido como el elefante por el animalito dibujado en el envoltorio de celofán amarillo.

No es necesario que les nombre Mateos Gago, Dormitorio, la Magdalena o ahora Correduría. El pasado día 7 varias asociaciones publicaron un artículo en este diario, a propósito de la reurbanización de Dormitorio, lamentando que "tras la firma del Manifiesto por la Pavimentación Histórica el Ayuntamiento no haya variado su política". Concluyendo: "Cumplirá rígidamente los criterios de accesibilidad marcados y pronto los responsables políticos municipales acudirán satisfechos a su reapertura, pero será una calle impersonal más, ajena al contexto histórico en que se sitúa… Solicitamos (…) más sensibilidad y rigor en los proyectos municipales. Esperemos que Dormitorio y Cristo de Burgos sean la última ocasión perdida en la readaptación de los espacios públicos de nuestro casco histórico". Tururú. Llanto sobre la leche derramada.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios