PASA LA VIDA

Juan Luis / Pavón

Europa le da un millón de euros al filósofo holandés de la Hispalense

EL talento es el mejor imán para tener dinero. Las universidades con más recursos son las más universales y las menos localistas. Dos máximas que ayudan a radiografiar la grave situación económica de la Hispalense y la Olavide, donde no hay dinero ni para bolígrafos, pero cuyas nóminas están abultadas por exceso de docentes que no merecen la titularidad de una plaza. Quebrada la confianza en la solvencia presupuestaria de la Junta de Andalucía, cuyo enorme impago ha dejado colgados de la brocha a los rectores y desespera a los acreedores, debe girarse la vista hacia los profesores y grupos de investigación de ambas universidades aún no laminados por el colapso político o por la mediocridad académica. La brillante avanzadilla que sube el nivel funciona de continuo interactuando con los nodos internacionales del saber y consigue por sus méritos captar fondos públicos o privados que oxigenan las arcas de sus facultades.

El Consejo Europeo de Investigación tiene un presupuesto de 800 millones de euros para apoyar proyectos de especial interés y configurar alrededor de ellos equipos de investigación. Con ese dinero y para tal fin ha concedido 536 starting grants, a un promedio de algo más de 2 millones de euros cada una. De las propuestas enviadas desde España, sólo han elegido 29. De esas 29, para centros catalanes son 12. Para Andalucía, sólo una. Y el andaluz es... Hans van Ditmarsch, profesor holandés adscrito al Departamento de Lógica y que imparte docencia en la Facultad de Filosofía de la Universidad Hispalense. Experto en las dinámicas del conocimiento y en la educación informatizada, disfruta de un contrato por cinco años (2009-2014) y desarrolla un proyecto sobre lógica de protocolos incondicionalmente seguros, que recibe un millón de euros de la citada convocatoria de ayudas europeas.

Para Ditmarsch no hay compartimentos estancos entre Humanidades y Tecnología. Antes de recalar en Sevilla estuvo en el Instituto de Investigación Informática de Toulouse (Francia), y hasta 2013 es también investigador en el Instituto de Ciencias Matemáticas de Chennai (India). Además, está en el consejo asesor de la Asociación sobre Lógica en Oceanía y en un grupo de expertos de la Universidad de Groningen (Holanda). De abundante bibliografía, próximamente se va a editar su estudio Modelos de acción para el conocimiento y la conciencia.

Felicito a quienes hicieron posible desde la Facultad de Filosofía el fichaje de Van Ditmarsch. A las universidades sevillanas les hacen falta muchos profesores foráneos con buenas ideas y con un millón de euros debajo del brazo.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios