Crónica personal

pilar Cernuda

Generales en su laberinto

HABRÍA disfrutado García Márquez con el laberinto en el que se han metido Rajoy, Sánchez, Rivera e Iglesias, generales de tropa insuficiente como para convertirse en presidentes de gobierno sin más apoyos que los de sus respectivos partidos.

El pasado viernes, Sánchez, claramente, se postuló como promotor de un Gobierno de cambio, pero a los quince minutos ya empezaban a llegar los whatsapps de su gente advirtiendo que para nada, que había sido mal interpretado. El pasado viernes, Albert Rivera, claramente, dio por finalizado su acuerdo con el PP, pero a los quince minutos ya empezaban a llegar llamadas de los suyos aclarando que no se le había comprendido bien.

Ayer, Sánchez se declaró decidido a hablar con Ciudadanos y Podemos, pero advierten en su círculo que no se está postulando para presidente, y mientras tanto Iglesias sigue clamando por un acuerdo con el PSOE. Dicen sotto voce en Ferraz que se podría intentar una coalición con Podemos con la abstención de Ciudadanos. Rajoy se ha metido solito en un laberinto al permitir que José Manuel Soria presentara su candidatura al Banco Mundial. Con lo fácil que hubiera sido que el presidente le dijera "José Manuel, no es el momento". Y se ha armado el lógico follón en el PP y fuera del PP.

Los que tanto especulaban con el sí o el no de Rajoy y Sánchez para volver a intentarlo, se olvidaban de algo fundamental: del Rey. Don Felipe no tiene intención de designar nuevo candidato hasta que surja alguien que cuente con los apoyos necesarios para ser investido.

Los políticos están obligados a encontrar soluciones para los problemas, pero no sólo no las encuentran sino que son ellos mismos, con sus vetos al adversario, los que provocan el problema.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios