La ciudad y los días

Carlos Colón

ccolon@grupojoly.com

Gloria para la Virgen de los Reyes

Este trozo de la belleza del Domingo Ramos basta y sobra para anunciar como se merece el día de la Patrona

Tenemos tanto que sólo hace falta buscar un poco para encontrar una belleza por muchos no conocida. No es que se esconda; al menos una vez al año se muestra por las calles ofreciéndose a todas las miradas. Eso sí, a condición de que se sepa ver lo que merece verse. Porque en este caso, que es el de la Semana Santa, el refrán se invierte: el bosque es tan tupido y extenso que muchas veces no deja ver la belleza singular y distinta de los árboles que lo forman.

Tenemos tanto que podría pensarse que no hay que crear, que basta sacar a la luz alguna de esas bellezas que pueden pasar desapercibidas en el bosque de nuestra Semana Santa. Para crear grandes carteles que anuncien nuestras fiestas religiosas son necesarios grandes pintores y fotógrafos que tengan los dones de ver lo que el ojo común no es capaz de apreciar y representarlo. Pienso en los carteles de Semana Santa creados por Juan Miguel Sánchez, Luis Arenas, Bacarisas, Joaquín Saénz, Serrano, Carmen Laffón, Emilio Sáenz, Haretón o Daniel Bilbao. Pero a veces basta algo ya existente, una de esas bellezas que para la mayoría pasan desapercibidas, y singularizarla, darle por una vez el protagonismo que habitualmente no tiene.

En el caso del cartel al que me refiero el motivo principal estaba hecho desde 1964 por la bordadora Concepción Fernández del Toro con las colaboraciones del orfebre Manuel Villareal y el escultor Rafael Quilez. Sale todos los años a la calle, el Domingo de Ramos. Pero es un día tan pleno de solicitaciones y va en un lugar en el que no muchos reparan, que haberlo elegido como cartel del día de la Virgen de los Reyes -a mí me gusta ponerle apellido sevillano al que muchos, incluso este cartel, se refieren como Día de la Virgen- ha supuesto su descubrimiento para muchos sevillanos.

Me refiero, como ya saben, a la gloria del techo de palio de la Virgen del Socorro que representa a la patrona de Sevilla. Fotografiada por Jesús Romero y José Antonio Muñoz, este trozo de la apabullante belleza del Domingo Ramos basta y sobra para anunciar como se merece el día de nuestra Patrona. Ya lo decía: tenemos tanto que solo hace falta buscar un poco.

Dicho sea hoy, día de Santiago, titular de la Hermandad del Santísimo Cristo del Amor, la advocación más luminosa de nuestra Semana Santa junto a la de Esperanza, unidas para muchos de nosotros en el recuerdo de Luis León Vázquez.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios