Desde mi córner

Luis Carlos Peris

Gran fútbol, pero regido desde el disparate

DESPUÉS del alegrón que se ha llevado el beticismo por la forma en que su equipo dio la cara en los confines de Europa, ahora llega lo de renovar el cabreo que existe en el club por la barrabasada de mañana. Jugada inaceptable de la Liga de Fútbol Profesional, ese coto que ha ido a parar a las manos de Javier Tebas, ciudadano oscense que deja en situaciones sospechosas cuanto toca y que se ha superado a sí mismo con lo de mañana.

Aunque la afición de Villarreal mereciese un homenaje por lo mismo que aquí, en Sevilla, clausuran estadios, la medida de adelantar la visita del Betis en nueve horas me parece una faena. Faena que, como casi todas las faenas, no viene a cuento y que perjudica a un equipo que vuelve de jugar casi en Asia una eliminatoria europea. El bote de gas que un descerebrado lanzó en El Madrigal se considera sancionable económicamente, pero se homenajea al público; vivir para ver.

En este caso, como en el botellazo a Armando o en el mecherazo a Cristiano, se sanciona económicamente a quien no tiene culpa de nada, pero sólo se cierra el campo del Betis. Aunque el agresor del portero vasco es detenido por la afición bética, esta afición es castigada con el exilio, pero la del Villarreal, que dejó irse de rositas al imbécil del bote, es homenajeada. Agravio comparativo de descomunales dimensiones con la propina de recortar el descanso del equipo bético.

Todo esto puede ser puesto en cuarentena por cualquiera que no esté al tanto de nuestro fútbol. El daño ya no es tanto como lo es el agravio comparativo que siente una afición al ver cómo otra se ve premiada por lo que ella fue condenada, con el agravante de que ese homenaje conlleva ser nuevamente castigada. Y dicho lo cual sólo cabe decir lo más fuerte que se pueda que ese fútbol que mantiene a casi todos sus equipos en Europa está regido desde el más rotundo disparate.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios