Bicheo por la TDT

fátima Díaz

El 'Hormiguero' de Sardá

ADN Max era la gran esperanza para la nueva temporada de Discovery Max. Se trata no sólo de un formato que explota la moda de hacer ciencia para todos los públicos sino que suponía el regreso de uno de los grandes monstruos de la televisión como presentador absoluto, Javier Sardá. El problema es que los resultados no han sido nada halagüeños. ¿Por qué? ¿Es un mal programa? No, en absoluto aunque sí que tiene un problema importante.

Un 1,5% de share fue lo que cosechó en su estreno el domingo 4 de octubre. Luego la cosa ha ido incluso a peor. Vale que hablamos de un canal de la TDT pero, por ejemplo, Wild Frank hace un 2,5% de media. ¿Qué pasa, que Javier Sardá es menos popular que Frank Cuesta? Sí, entre otras cosas.

Discovery Max tenía (y supongo que sigue teniendo) muchas esperanzas en su ADN Max. Suponía un paso más dentro de su estrategia televisiva. Es decir contratar a un personaje muy popular y crear un formato a su medida para competir con cualquier reality, película o serie que emitan en las generalistas. Así lo hicieron saber durante el FesTval de Vitoria de este año, donde se presentó el programa.

El principal problema del nuevo proyecto de Sardá es Sardá. Siento mucho decirlo pero es así. Ojo, eso no quita que siga siendo una bestia mediática como pocas pero está desatado. Es irónico, rápido y utiliza su ingenuidad sobre materia científica para hacer de bisagra con el espectador. Perfecto. Lo que ocurre es que, por momentos, Sardá parece un gran agujero negro que absorbe todo lo que le rodea. Es egoísta con sus compañeros, les corta, les interrumpe sin motivo y tiene una necesidad de protagonismo que roza la desesperación. Pero echar toda la culpa del poco rendimiento de un programa a su presentador es ilógico. Una servidora no soporta a Frank Cuesta y sin embargo es un fenómeno social. Para gustos los colores.

Quizás otro de los inconvenientes del formato es que llega tarde. Tras El Hormiguero y Órbita Laika de Ángel Martín en La 2, no supone ya novedad alguna. Pero habrá que darle más tiempo, hay que dejarlo crecer (y tal vez cambiarlo de día). Es un gran programa. Se podría definir como El Hormiguero sin entrevistas, lo que no es nada malo, teniendo en cuenta que ambos nacen de la misma casa (la productora 7 y acción). Aquí, la ciencia es la estrella pero no es una ciencia cualquiera, es la que se mastica para toda la familia.

ADN Max es televisión familiar en el mejor sentido de la palabra. A lo tonto, uno no puede dejar de apartar la vista de la pantalla. Crear espectáculo y emoción con algo tan soso como la ciencia, tiene mérito, mucho mérito siempre.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios