LA bolsa española subió ayer el 0,87% y superó los 10.200 puntos gracias a las menores tensiones que existen entre Ucrania y Rusia, al impulso de la banca y a la mejoría del rendimiento de la deuda de España.

En concreto, el rendimiento del bono nacional a diez años se ha reducido a mínimos de enero de 2006 (3,36%), y la prima de riesgo hasta mínimos de abril de 2011 (176 puntos básicos). Así, el principal selectivo de la Bolsa española, el Íbex 35, ganó 88,50 puntos, el 0,87%, hasta los 10.215,20 puntos, con lo que en el año se revaloriza el 3,01%.

De esta manera, la Bolsa española cerró su segunda sesión consecutiva al alza, una tendencia que no ha compartido la mayoría de plazas europeas, ya que París perdió el 0,11%; Londres, el 0,71%; y Fráncfort, el 0,49%. Solo Milán, al igual que la Bolsa española, cerró al alza, con una revalorización del 1,38%.

Al final de la sesión, con los datos de actividad en el sector servicios estadounidense en febrero, que ha crecido por 49 mes consecutivo, la Bolsa española sumaba su segunda alza consecutiva con la que conseguía superar los 10.200 puntos, una cota que perdió la pasada semana.

Así, en una sesión en la que la Comisión Europea ha sacado a España de la lista de países con desequilibrios macroeconómicos excesivos, todos los grandes valores del Íbex 35 registraron ganancias hoy, ya que BBVA ha subido el 1,76%; Santander, el 1,28%; Telefónica, el 0,95%; Repsol, el 0,44%; Iberdrola, el 0,37% e Inditex, el 0,33%.

La mayor subida entre las empresas del Íbex 35 fueo para Gamesa, que se revalorizó el 4,83%; seguida por Sacyr, el 4,39%; Bankia, el 2,07% y CaixaBank, el 2,06%. Nueve empresas del selectivo terminaron con pérdidas, que lideró Viscofán, que cayó el 2,90%; seguida por FCC, con el 2,41%.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios