En serie

dani Rodríguez

Mezcla de horrores

DURANTE la época victoriana existió en Reino Unido un formato capaz de entretener y horrorizar a una población sumida en un auge cultural donde grandes protagonistas, como Oscar Wilde o Shakespeare, habían dejado una huella difícil de borrar. El miedo y las historias de terror se leían entre las páginas de los Penny Dreadful, unas revistas que hicieron muy populares a criaturas de otro mundo y entes como Frankenstein, Dorian Gray o Drácula. Con el mismo título de la publicación, John Logan (Gladiator) y Juan Antonio Bayona (que ha dirigido los dos primeros episodios) han creado una mezcla explosiva y horripilante donde distintas criaturas del terror británico pululan por la Londres de Jack el Destripador, con historias llenas de esencia y un trabajo de fotografía espectacular.

Penny Dreadful propone un curioso planteamiento en el que convergen personajes de distintos contextos y un magnífico arranque que ha superado en datos de audiencia a otra gran serie de Showtime como es Homeland. El tono fantástico y sobrenatural ha ido in crescendo a lo largo de los capítulos y la pincelada de misterio invita a recordar momentos de la película El orfanato y, por supuesto, implícita ahí la marca Bayona. Obviamente, tiene algunos defectos: el ritmo del piloto es soporífero, pues pretende presentar a varios personajes; entre ellos está el protagonista, interpretado por Josh Hartnett, que apenas aparenta serlo porque sus intervenciones son escasas.

La atmósfera, inserta en una estética gótica, aspira a crear un clima de horror pero sin rigurosidad. En cambio, la serie posee una buena calidad cinematográfica con una banda sonora elegante que convierte cualquier escena repugnante en sensualidad. Además, los efectos especiales son tan espeluznantes como algunas de las criaturas que aterrorizan a Londres. Todo enmarcado dentro de un apartado visual atractivo que contrasta con algunos matices repulsivos.

Los personajes están muy conseguidos y el elenco transfiere una credibilidad a la ficción que puede convencer a muchos escépticos con este género. Eva Green hace un papel extraordinario encarnando a un personaje que pone a prueba sus cualidades interpretativas; ella es capaz de transportarnos a ese escenario escalofriante. Le acompañan otros como Timothy Dalton o Harry Treadaway con unos personajes enigmáticos.

Penny Dreadful ha conseguido hacer temblar a grandes referentes en la pequeña pantalla con un argumento versátil y una estructura interesante llena de alusiones literarias. En ocho episodios nos introduciremos en la Londres más oscura para descubrir una fórmula tan atrevida como lo es esta mezcla de horrores del siglo XIX.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios