Desde mi córner

Luis Carlos Peris

Oliver o Lopera, ¿de quién son las acciones?

CONTINÚA el Betis celebrando la vuelta a casa de forma mesurada, de puertas adentro, sin alardes, como debe celebrarse un éxito que es, simple y llanamente, una vuelta a la normalidad, sólo eso, nada más y nada menos que sólo volver a ser como era. Y entre alegría y alegría la incursión oportunista de Bitton Sport arrogándose la propiedad del paquete mayoritario. Pero ¿no es Manuel Ruiz de Lopera el dueño de ese puñado de acciones?

¿En qué quedamos, es Oliver o es Lopera el dueño del Real Betis Balompié? Duda que se debería despejar a la mayor brevedad posible, no vaya a ser que se levanten las medidas cautelares y no se sepa a quién hay que darle el paquetito. Además, estos Oliver boy's minusvaloran lo conseguido por el equipo de Ollero, confunden la prudencia con lo humillante y anuncian unas inversiones que, conociendo el paño, resultan ciertamente inquietantes, muy inquietantes.

Mientras tanto, en el Betis se celebra la cosa con un talante sin nada que ver con el que imperaba en el régimen anterior. Paralelamente, la imagen del Real Betis Balompié vuelve a ser considerada a lo largo y ancho de la piel de toro. Han pasado al olvido personajes tan infaustos como José Antonio Bosch, tan decepcionantes como Miguel Guillén o tan poco operativos como Manuel Domínguez Platas, el Betis está donde siempre debe estar y de nuevo acechan ciertos fantasmas.

No sé qué pasará el día que la ropona suelte las acciones ni para quién serán, pero la verdad es que cada vez que Oliver reaparece en escena se acuerda uno de aquella vez que el rey Juan Carlos le dijo al inoportuno mandarín venezolano Hugo Chávez aquel ¿por qué no te callas? que tan buena acogida tuvo en todo el mundo. Aunque sigan algunos poniendo en solfa esto, creo que el Betis está ahora en buenas manos y la prueba es que cuantos lo destrozaron quieren volver.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios