Pasa la vida

Juan Luis Pavón

PSOE e IU le ahorran a Zoido el presupuesto de campaña

LA Asociación de Lucha contra el Cáncer, que preside Julio Cuesta, habrá de hilar fino para combatir el cáncer de Izquierda Unida. Torrijos fuma en pipa y le acusan de ser un perjucio para la salud municipal. Con poder municipal, Torrijos es puro humo y, sin duda, el mejor aliado para los intereses electorales de la derecha. Pero no es el único factor de riesgo.

IU viven su semana fantástica. La corriente de Sánchez Gordillo invade Canal Sur TV para coaccionar a sus profesionales. La Delegación de Empleo se desmonta porque la corriente de Torrijos quiere invadir los despachos y desalojar a los profesionales (como Jon Ander Sánchez y José Ramírez, cuya labor ha sido muy estimable en Sevilla Global). Sólo falta que la corriente chavista de Lolo Silva invada el Maestranza para abolir la ópera.

En el mandato con más concejales desertores por cainismo (recuerden en el elenco socialista las sucesivas marchas de Viera y de Carrillo, que allanan el deseo de Monteseirín de perpetuarse como alcalde), PSOE e IU le hacen gratis la campaña a Zoido. Se desacreditan ellos mismos. En los barrios más azotados por el paro y los contratos basura, al PP le bastará con poner una y otra vez el video de Jon Ander Sánchez desvelando cómo en plena crisis se dilapidan las políticas locales de empleo, por el afán de darse empleo a sí mismos.

Torrijos, Gordillo y Silva son personajes de una época ya periclitada, y de república pero bananera. Le hunden la moral a la mejor izquierda obrera y universitaria. Y se imponen a otros candidatos que representaron lo que quiso ser Izquierda Unida, más sensata, interclasista y abierta, dejando atrás la etapa del PCE. Son, por ejemplo, Paula Garvín, exiliada en su casa, y Luis Pizarro, retirado en un cargo del Defensor del Pueblo.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios