Precios Estos son los supermercados más baratos de Sevilla

Crónica Personal

El PSOE de Sánchez

Sánchez ha prescindido de los compañeros más capaces para plagar el partido y el Gobierno de figuras sin oficio ni beneficio

Dijo Alfonso Guerra cuando el PSOE ganó las elecciones en el 82, que a España "no la va a reconocer ni la madre que la parió". No anduvo muy desencaminado, el Gobierno de Felipe González hizo importantes cambios sociales, industriales y económicos. Hoy Pedro Sánchez se ha marcado como objetivo crear un PSOE que tampoco va a reconocer la madre que parió a los socialistas que mejores recuerdos dejaron a los españoles. Los gobiernos de Felipe González tuvieron claros y oscuros, pero fueron más importantes los primeros. Lo admiten incluso los que en aquellos tiempos militaban en la oposición.

No ocurrirá lo mismo con Pedro Sánchez, un dirigente que hace agua por los cuatro costados, que pasará a la historia como el presidente más engañador y mentiroso y que ha llevado al PSOE a las cotas más bajas de representación parlamentaria. Ha prescindido de los compañeros más capaces, con mejor trayectoria, para plagar el partido y el gobierno de figuras sin oficio ni beneficio. Con pocas excepciones. Si los sondeos le dan a la baja es por la práctica desaparición de Ciudadanos. La mayoría de los votantes de Cs huyen hacia el partido de Casado.

Ha remodelado el Gobierno tirando de mujeres jóvenes, la mayoría procedentes de la política municipal. Habrá que darles un tiempo, pero de momento no parece que ninguna de las nuevas figuras sea como para tirar cohetes, con la excepción del titular de Asuntos Exteriores, que conocía muy bien el oficio desde años atrás. Nada como la experiencia. La nueva portavoz no responde a nada de lo que se le pregunta, así no se mete en ningún charco.

Ahora toca potenciar el PSOE, donde Adriana Lastra ejercerá de vicesecretaria a pleno rendimiento. Falta hacía que alguien se ocupara de Ferraz. El PSOE de ahora, efectivamente, no lo reconocen los protagonistas de tiempos pasados, aunque pasa un poco lo mismo en el PP, plagado de leales a Casado sin experiencia de nada; pero al menos el presidente del PP se reúne de vez en cuando con personas que trabajaron con Rajoy y Aznar, y en alguna ocasión hace caso a sus sugerencias. No como Pedro Sánchez, que abomina de quienes formaron parte de la historia grande del Psoe.

Empieza el curso socialista con nuevos portavoces en Congreso y Senado poco conocidos, y con asuntos muy serios que deberá abordar el gobierno con urgencia. Sánchez no para de viajar por toda España y arremete ferozmente contra el PP, al que coloca fuera de la Constitución y pone como ejemplo de corrupción.

¿Cómo es eso de la paja en el ojo ajeno y la viga en el propio?

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios