Doble fondo

roberto Pareja

Pájaros y pájaras

EL reloj de arena sigue impasible bulbo arriba bulbo abajo mientras la sensación de travesía del desierto se acentúa. Sólo hay que dejarse llevar, la fuerza de la gravedad se encarga de que la mecánica mantenga el orden y la gobernabilidad caerá como fruta madura tarde o temprano. Mientras tanto, entre picoteos en pleno hemiciclo, los candidatos a volar al poder siguen planeando y no se comen más que la moral, aunque alguno acabará con la boca llena de tierra tras esta tremenda batalla iniciática que refulgirá en los libros de historia de España como el primer capítulo del diálogo multipartito tras el fin del turnismo entre PP y PSOE.

La impotencia manifiesta de nuestros gallitos para ponerse de acuerdo en vez de tanto cacarear ha alumbrado una extraña criatura, un loro pequeño, de cola corta y de gran colorido, entre el que resalta el naranja, el agapornis, vulgarmente conocido como inseparable. Hay gente que lo lleva por la calle, en el hombro. Muy suyo, te pica si tratas de tocarlo. La tentación de imaginarse a Pedro Sánchez con Albert Rivera encaramado mientras vigila que su negociación con otros partidos no toque ni roce su pomposo acuerdo es irresistible.

Gavilán o paloma, se desconoce todavía la categoría en la que batirá las alas Mariano Rajoy, que sale de la pájara después de dos meses en el nido calentando los huevos de la sucesión con la nana de la cebolla del no es no que le dedicaba sañudo el líder socialista cuando creía que todos los caminos llegarían a Lisboa por el atajo de la izquierda.

También hay pájaros capaces de golpear la madera con su pico entre 15 y 16 veces por segundo, como una metralleta. Su cráneo macizo protege su cerebro del continuo martilleo a los troncos de los árboles. La lengua es larga (con una porción envuelta, que le permite sacarla a distancia de la boca) y retráctil. Abundan en América.

Pues eso: el pájaro carpintero.

Buen vuelo y cuídese de los pájaros de mal agüero.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios