La ciudad y los días

Carlos Colón

Poder y transparencia

PARA ayudar a pensar las complejas cuestiones que se trenzan en el escándalo Wikileaks, atizado por los periódicos que filtran y comunican la información y por la detención en Londres de su fundador, pueden resultarles útiles estas reflexiones de Karl Jaspers sobre poder, ocultación, opinión pública y transparencia:

"Existe un antagonismo entre el poder, que tiende a la ocultación, y la verdad, que exige una absoluta comunicación… Los gobiernos, los partidos, los funcionarios, todas las burocracias, exigen el silenciamiento. Se considera natural. Y se extrema hasta para lo que carece de importancia. Su infracción es castigada. Este silencio es necesario en determinadas situaciones. Existe el secreto de la Administración, con un límite temporal, que hace posible que prosiga imperturbable su trabajo o que las negociaciones sigan su curso. Algo queda de momento en secreto, sin que nadie se llame a engaño. Otra cosa es el silenciamiento en los tratos con el enemigo. Está determinado por la relación que se mantiene con la violencia. Aquí, el máximo secreto es norma de conducta, lo mismo que el engaño y la argucia. En las relaciones con los otros Estados, la divulgación de secretos recibe los nombres de traición y espionaje. El modo en que se maneja el secreto dentro de un Estado define la naturaleza de éste".

"Donde se mantenga el silencio, algo hay que no marcha bien. Es sin duda necesario que durante un tiempo se mantenga algo en silencio, pero (en una situación de plena democracia) los que comparten ese secreto lo hacen con repugnancia. Se considera una limitación de la libertad y se procura reducirlo al mínimo. Mas en realidad, las fuerzas que obligan al ocultamiento, al disimulo y a la mentira son tan poderosas que la libertad de una nación exige que se las combata incesantemente. Sería de desear una ley por la cual los funcionarios estuviesen moralmente obligados a publicar los incidentes anticonstitucionales e ilegales que en el ámbito de su quehacer llegan a su conocimiento, en vez de verse obligados a encauzarlos secretamente por los trámites oficiales en los que quedan ocultos y se volatilizan".

¿Wikileaks tiene que ver con la transparencia y la libertad de información o con la traición y el espionaje? ¿Los secretos que revela son delictivos, lo que lo convertiría en un positivo mega Watergate informado por un super Garganta Profunda, o son cuestiones de Estado que deben quedar en secreto? ¿Al airear los papeles del Departamento de Estado ayudan a las democracias (transparencia) o dan armas a sus enemigos (traición)? Sólo tengo preguntas. Lo siento.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios