La ventana

Luis Carlos Peris

Publicidad nefasta de la calor

TIENE esto de escribir todos los días ciertas dificultades y algún que otro inconveniente. Uno de esos inconvenientes es el del temor a caer en el terrible pecado de repetirse más que el ajo (planta liliácea con tres letras). Y en este día de San Lorenzo entono el mea culpa por una repetición más, la de denunciar la mala campaña de imagen para Sevilla que es la contumacia en los telediarios de sacarla cuando el calor aprieta. Es más, hay veces que aunque estemos disfrutando de la bondad del poniente sale una turista rubicunda con los pies metidos en la fuente de la Plaza Virgen de los Reyes o una aborigen extrañándose sorprendentemente de la calor que hace en Sevilla. Nos está pasando ya como les pasa a los gallegos, que braman cuando ven que el paraguas no se le quita en el mapa del Tiempo a Galicia aunque se esté en pleno anticiclón. Qué pesaditos con algo que es lo más natural del mundo, la calor en verano.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios