PASA LA VIDA

Juan Luis Pavón

Rebajen las palomitas

SI las doctrinas económicas coinciden en cifrar que el precio de un producto en la economía de mercado es aquel en que mejor se encuentren la oferta y la demanda, parece claro que en la España real de 2009 el precio de una entrada para ir a las salas de cine es menor incluso que el que se paga estos días en los cines de verano. Los tres días en que los propietarios de multicines incitaron a la fiesta del cine con entradas a dos euros, la afluencia subió un 72% respecto al fin de semana anterior y un 58% en relación a las mismas fechas del año pasado.

Con la cantidad de cine que se consume en los hogares vía televisión, con la compra, alquiler o descarga de películas amén de lo que programen los canales generalistas, y con la renacida costumbre de ahorrar por parte de muchas familias que antes parecían disponer de un pozo de petróleo en el jardín de su adosado, a los empresarios de las salas de cine no les queda más remedio que ser valientes a fuer de realistas, y bajar a la mitad para todos los días el precio de las entradas. O lo hacen o se quedan sin público que haga de la gran pantalla un hábito de ocio. Propongo el precio de tres euros. Una cifra equivalente a monedas que psicológicamente no genera rechazo ni en adolescentes ni en adultos. Esta apuesta sólo tiene una pega a ojos del consumidor concienciado. No es de recibo que contemplar durante dos horas en una sala climatizada y sonorizada una de Clint Eastwood, unos primeros planos de Brad Pitt o de Scarlett Johansson o unos dibujos animados de Pixar cueste mucho menos que un paquete de palomitas de maíz y un refresco. Vale más el collar que el perro. En términos porcentuales, el IPC de las palomitas y del refresco de cine está en el top ten nacional de la década especulativa, junto con la desviación presupuestaria de las obras públicas, los dúplex, el kilo de judías verdes y la visita del fontanero. Venga, anímense, que estamos en rebajas.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios