desde mi córner

Luis Carlos Peris

Sevilla, el futuro empezó ayer

Que el curso arranque en fecha tan emblemática como la del 4 de julio da muchísimo pie a la ilusión fundada

FESTIVIDAD de Santa Isabel de Portugal y Día de la Independencia de los Estados Unidos de América, ayer, 4 de julio, comenzaba la nueva era del Sevilla. Lo mejor de todo tras los fichajes realizados es que continúa Kanoute y quizá lo más singular sea que ya no esté Cristóbal Soria a pie de campo. Pero lo que nadie podrá dudar es de que el futuro del Sevilla comenzó en este 4 de julio tan señalado en el calendario de la Historia del Mundo. Un buen día para arrancar una nueva era, para que el recién llegado Marcelino haga realidad tantas ilusiones y tantos logros como lleva prometiendo desde que accediese al banquillo sevillista.

Un servidor no terminaba de creer en el fin de ciclo, pero los hechos son contundentes, ni siquiera el milagrero Palop mantuvo la titularidad y el hecho de que en el vestuario queden tan pocos pilares del magnífico edificio que fue el de los títulos no deja opción a la duda. Ciclo nuevo, vida nueva que empezaba ayer con los reconocimientos médicos y que hoy se harán más reales con la salida al campo para empezar a poner la máquina a punto. Y no es mala fecha la de la Independencia de los Estados Unidos para que el Sevilla comience a mirar hacia adelante, hacia ese futuro que, según Del Nido, es el más ilusionante de cuantos acometió como presidente.

La ilusión mueve montañas y puede con casi todo, por lo que en este kilómetro cero del futuro sevillista hay que ponerse en lo mejor. Problemas como el surgido con Luis Alberto, a la par de pensar en una pronta solución, no debe constituir obstáculo alguno para que ese futuro que empezaba ayer se parezca en alguna medida al del bienio dorado en que las vitrinas fueron atiborrándose de plata. La faena queda en manos de otra gente, pero no podemos olvidar que aún quedan algunos de los que tanta copa levantaron entonces. Sea como sea, la ilusión está en perfecto estado de revista y ojalá sea premonitorio que el futuro arranque en un día como es el 4 de julio.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios