Visto y Oído

Francicsco / andrés / gallardo

Subsidiados

DECÍAMOS ayer que en la TV pública catalana prefieren que los andaluces transmitan carencias. Que parezcamos subsidiados y ociosos, como surgidos de un programa coplero de Canal Sur. Prefieren que los que hablen en castellano (potencialmente contrarios a una futurible Cataluña independiente, elitista y perfecta) sean inmigrantes, pobres, ladrones, mentecatos o políticos de Madrid. Todo lo demás debe ser limpio, como unos versos de Salvador Espriu. Todo debe pasar por el tamizado cultural y pseudomoderno catalanoparlante y estelado. Se lo han tomado muy en serio durante estos tres decenios: a través de la televisión (y de las aulas, claro) se adoctrina y se recluta para la causa de ese nacionalismo clasista (el nacionalismo catalán, de izquierda y de derecha, es puro clasismo) que pregona un falseado victimismo e invita a un interesado odio recíproco. Hace ya unos años que TV3 dejó de tener credibilidad y han conseguido que sus producciones sólo les interese a ellos. Hasta sus programas de humor han perdido toda chispa desde que se rigen por vivas recomendaciones independentistas. Al menos en la TVE de Franco había corrientes subterráneas disidentes.

En la televisión andaluza ha de exigirse más responsabilidad por la imagen de Andalucía que damos de nosotros mismos y al exterior. Para tratarnos de catetos subsidiados, graciosillos y tontos ya tenemos a TV3 por dictado de sus ideólogos. Juan y Medio sabe defender su trabajo, pero ya es hora de sumar otras realidades. Ya es hora en Canal Sur de dar más horas a las ciudades y a la clase media que habita en ellas. Más tiempo para los creadores, los profesores, los investigadores, los médicos, los músicos (y no sólo el flamenqueo). O los cocineros. Guardamos esperanzas en el programa de tapas de hoy. Todo no puede ser copla, niños y ancianos, carne de zapping ajeno. A ver si materializamos ante la opinión pública catalana, vasca o madrileña que ser andaluz, hablar castellano y sentirse español no es de desdichados, flojos o ignorantes.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios