Las dos orillas

José Joaquín León

Tablada multiusos

SEVILLA, ciudad dual por definición que ella misma se cree, es paradójica. Por eso, tiene un gran espacio multiusos: Tablada, que sirve para todo, precisamente porque no sirve para nada. Tablada, así llamada, puede ser, según se mire, un territorio militar, un idílico proyecto para construir una zona residencial de lujo, un suelo para expropiar y hacer el mayor parque periurbano de Sevilla, o un poblado chabolista con más de 300 habitantes. Tablada está siempre entre el todo y la nada.

El alcalde Monteseirín lleva años dándole vueltas a la expropiación, con sus reveses judiciales incluidos. Los propietarios del suelo llevan muchos años con unos proyectos vistosos guardados en el cajón, que presentaron en los días del pelotazo inmobiliario y ha dado tiempo hasta que de que estalle el burbujazo de la construcción. ¿Qué Tablada queremos? La Tablada de las personas, supongo. Pero, de momento, sólo ha servido para que en las inmediaciones se asentara un poblado chabolista de emigrantes de las Tres Mil.

Es una lástima que los señores de la Unesco desconozcan la existencia de este paraje tan emblemático de la ciudad y no se hayan pronunciado al respecto.

-Los de la Unesco han hecho una visita a Sevilla como los del COI, y como los que vinieron de Jalisco pa jartarse de marisco.

Aquí a los visitantes siempre los tratan a cuerpo de rey rico, y unos te dicen que Sevilla no reúne condiciones olímpicas porque no tiene Metro, y otros que la echarán del Patrimonio de la Humanidad por construir un rascacielos más bajo que los cuatro del pelotazo de Florentino en la antigua ciudad deportiva del Real Madrid.

-¿Y por qué no trasladan la Torre Pelli a Tablada?

Igual allí se visualizaba menos en el contraste del skyline con la Giralda. Ya he escrito que el impacto depende hacia donde se mire. No es igual si miras hacia la Catedral, que ves dos torres, o si miras hacia La Cartuja y el Aljarafe, donde se ven las cosas del llamado Parque Tecnológico de la Isla Mágica. Desde lo alto de la Giralda también se ven grandes cosas, según hacia donde se mire, haced la prueba. Se ve incluso una especie de setas por la Encarnación…

En Tablada se podría poner otra Torre Pelli, o un colegio electoral para el referéndum de los arquitectos, o un itinerario medioambiental para las manifestaciones contra Lopera, o un escenario vegetal para el concierto de Bruce Springsteen, o un circuito con mariposas para la cabalgata del Orgullo Gay… Y, por supuesto, una estación de Metro de la línea 6. Tablada es de los proyectos que más gustan en Sevilla, porque se gasta mucha saliva y poco cemento. A Tablada le cabe todo, justamente porque no se hace nada.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios