Gafas de cerca

José Ignacio Rufino

jirufino@grupojoly.com

Taxi: adaptarse o morir

La palabra griega metamorfosis significa alteración de la forma, aunque solemos utilizarla para describir cambios no sólo formales sino también esenciales. La metamorfosis de las actividades económicas -producción, distribución, consumo, turismo, finanzas- que ha ido de la mano de la revolución digital es no sólo esencial, sino incesante, acelerada e imparable como nunca antes en la historia. Los periódicos se rindieron -adaptándose- a la ley de los distribuidores gratuitos de contenidos en internet, con Google de campeón mundial, migrando del papel a la edición digital y al imperio de los clics para conseguir ingresos de los anunciantes, y un reportaje del corazón o una sección de recetas consigue más audiencia -y publicidad- que un análisis económico y hasta que una crónica de fútbol. En este proceso de trivialización, los analistas de fondo son dinosaurios necesarios para que el medio no caiga ahogado en el mar de lo superficial e indistinto. Por su parte, el rey de la distribución física es Amazon, y su papel de "núcleo irradiador" -permítanme este pequeño homenaje a Errejón, personaje de la semana junto a Juanma Moreno- azota a líderes como Zara y a tótems como El Corte Inglés, cuyo modelo de negocio está obligado también a metamorfosear, aunque de forma reactiva. El turismo ha sufrido también cambios copernicanos. Hay muchos otros ejemplos: casi sería más corto mencionar aquellas actividades que han sobrevivido con rasgos estables. Un dato: de las cinco primeras compañías del mundo, cuatro son tecnológicas (y todas estadounidenses).

Un caso de obsolescencia de la forma tradicional de operar es el del taxi, que esta semana ha tenido gran presencia por la brutalidad de algunos de sus huelguistas en Barcelona. Más allá de la riada de nuevos desertores del taxi que en las redes han provocado estos cafres, la urgencia en la reinvención del servicio de taxi con lucecita verde es clara: a pesar de los derechos de quienes se empeñaron en una licencia y aún mantienen la roncha, es crítica para su supervivencia la amenaza de las plataformas que no mueven un volante y funcionan por una aplicación que conecta a autónomos de corbata con coche negro y a clientes con smartphone (Cabify, Uber). Una actividad urbana tan central como el transporte no podía dejar de mutar al ritmo de la conexión digital. La metamorfosis no es sino una respuesta de los organismos ante los cambios de su entorno. Una respuesta por puro instinto de supervivencia. La vida es así, no la he inventado yo, cantaba Baglioni, ya vejete también él.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios