Desde mi córner

Luis Carlos Peris

Torres-Iker, un duelo artificioso

El ariete no ha caído en la cuenta de que fuera del Madrid y del Barcelona hace mucho frío, un frío espantoso

NUNCA puede estar en calma el patio de la selección, pues cuando no hay tiroteo al seleccionador porque apenas gana pasa luego que largan al que gana para, más tarde, organizar una tormenta artificial. Y es que es una tormenta artificial la que se ha montado con Torres y Casillas. Una tormenta en la que hace de bueno el portero del Realísimo y de menos bueno el ariete del Liverpool. Y todo porque el autor del gol de la final de la Eurocopa ha desvelado que Iker está recibiendo más apoyo que él en la carrera por el Balón de Oro. O sea por descubrir algo tan claro como eso y sin que ello vaya en agravio del portero.

Argumenta la hagiografía madridista que no es cosa de ellos, sino de que el pueblo de Casillas se ha volcado en esa campaña y el de Torres no dicho ni mu. Pero no cuela la cosa, pues a a recordar cuántas iniciativas de Móstoles, el pueblo de Iker, habrán caído en saco roto ante esos mismos que levitan con la propuesta actual. Es una tormenta de verano que no debería emponzoñar el ambiente que reina en el equipo campeón de Europa y a pesar de que las declaraciones de Torres a L'Equipe se han sacado tanto de contexto que hasta se llega a la espuria conclusión de que el delantero tiene celos del portero. O sea, un pasito más para la campaña.

El fútbol español se basa en una bicefalia indiscutible y todo lo que se salga de los límites, latos por cierto, que marcan Madrid y Barça no existe. Torres reivindica sus méritos y también los de Xavi, que fue elegido el mejor futbolista de la Eurocopa, a la par que reconoce los de Iker. Mientras, el madridismo y su aparato tremendo de propaganda hacen como hicieron años y años con Raúl, defender lo suyo. Paralelamente, por Canaletas pasan de Xavi y se decantan por Messi, que, aparte de que juega en el Barça, no le dio a Cataluña la tremenda sofoquina de contribuir decisivamente a un triunfo español. Las cosas son así y la cuestión es que no haya paz ni tranquilidad.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios