La ventana

Luis Carlos Peris

lcperis@diariodesevilla.es

De Triana en la Aldea por la Candelaria

Daba gloria ver la Aldea en el fin de semana de la Candelaria, con Triana en pleno llenando con su particularísimo brillo el Rocío. El verde de las indumentarias de los peregrinos como seña de identidad combinando con los tiroleses que portaban las señoras que bajaban en el AVE para la fiesta. La Candelaria era casi tan brillante como Pentecostés, pero hubo un día en que la Matriz dijo que ya estaba bueno lo bueno y condenó a Triana a desplazar la fiesta a otro día. Y la Candelaria dejó de ser lo que era para ser otra cosa, lo que Almonte, como es habitual en su ordeno y mando, dictaminaba. Hoy es la Candelaria en el calendario católico y las Rocinas están desiertas y tan tristes como casi todo en este tiempo de pandemia y crujir de dientes que nadie sabe cuándo llegará a su fin. Se acuerda uno de cuando Triana iba al Rocío por la Candelaria y entran ganas de llorar.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios