Visto y oído

Francisco / Andrés / Gallardo

Vidal

DICE que no tiene ni la EGB y que su dinero personal tiene que pedírselo a su hermana, que es la que se lo administra. Tiene un tesoro entre los abductores y eso le permite ser una estrella, formar parte de un buen puñado de chistes y comparaciones, y convertirse ahora en un chivo expiatorio de la trama china. Parece que tiene más cara que miembro. Ojú. Todos sabían, de oídas, claro, del potencial de Nacho Vidal, pero pocos sospechábamos del personaje que hay detrás de su manubrio. El actor porno se sentía como un verraco en el charco en el plató de Sálvame Deluxe, presentando sus credenciales como personaje y expandiendo la fantasía y las medias verdades en su intervención ante el sanedrín hepático. A la policía le corresponde averiguar qué guarda Vidal más allá de sus palabras, pero el productor más inquieto en el lado más salvaje de la vida parece que ha nacido para vivir entre el cartón piedra de Telecinco.

El viernes hablábamos por aquí de Josema Yuste, justo cuando TVE, buscando sustituto a José Mota, ha encomendado al ex Martes y Trece que prepare un especial de Nochevieja como los que hacía cuando Nacho Vidal era un becario. Sabe a sucedáneo este proyecto, aunque Josema, que ya preparó un fiasco junto a Flo hace pocas Navidades, siempre es bien recibido por los espectadores más afectos a las tradiciones empanadilleras. Josema sin Millán es como tomar aceite sin la tostada, capaz de empalagar en solitario a todo el aparato digestivo. Pero sobre todo tiene que competir contra sí mismo y contra su pasado. Cuando hasta en una entrevista con tintes serios, como la que quería hacer Sálvame DeLuxe, hay más destellos de surrealismo que en medio programa de Martes y Trece, Yuste tiene que espabilarse para refrescar el repertorio. Todos hemos aprendido mucha tele desde que conocimos Móstoles.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios