Diario de Sevilla En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Manuel enrique figueroa

Catedrático de Ecología

El amor en Sevilla en tiempos del Covid-19

Recuerdo la novela El amor en los tiempos del cólera, de Gabriel García Márquez. Sin amor no hay vida, ni esperanza. En la novela el amor transita a lo largo del espacio y del tiempo. Un amor que se desplaza en espacio (páginas de la propia novela) y tiempo (la temporalidad del relato) de muchas maneras con muchas expresiones. Florentino reitera una promesa de amor a Fermina cincuenta y un años, nueve meses y cuatro días después. Un amor que vence al tiempo, un amor que venció al cólera. ¿Qué ocurre en Sevilla en los tiempos del coronavirus? Sevilla y España son un espacio de héroes en estos tiempos. Creo que todos hemos podido percibir un amor generalizado, una empatía y un amor al prójimo palpables. La balconada de las ocho cada día, un momento de amor, fuertes aplausos de agradecimiento de una ciudadanía que reconoce un esfuerzo generoso. Los vecinos comunicándose entre ventanas, balcones y terrazas dándose ánimos con música, canciones, chistes y un abanico de cosas que, creo, sólo pueden hacer los sevillanos y sevillanas, los españoles y las españolas. Miles de whatsapps nos hacen reír con chistes e historias inimaginables, también es amor. La Policía Local de Sevilla atendiéndonos y vigilando que se cumpla lo pedido por el bien de todos, y aplaudiendo con sirenas y luces cada día en los hospitales, es amor. La Guardia Civil, esforzada como siempre, y nuestra Unidad Militar de Emergencia, eficaz, muestran un papel esencial. Todo el conjunto sanitario de Sevilla (médicos, médicas, enfermeros, enfermeras, asistentes y administrativos), no hay palabras, sólo decir que es una impresionante demostración de amor en un tiempo de incertidumbre. Cada profesional, autónomo, artesano, trabajador en general de Sevilla y España en estos tiempos es una demostración de amor. Cada familia confinada, seguro que su amor se refuerza. Familias hablando y viéndose cada día a través del móvil o el ordenador. Hay también personas confinadas que están solas y muchos mayores, precisan amor. La palabra amor infinitamente repetida. Y esperanza, mucha esperanza. Hemos de afrontar en Sevilla el futuro de igual forma. Sevilla vivirá este año una Cuaresma diferente. Nuestras hermandades y cofradías no estarán en la calle, pero sí en nuestros corazones. La Unión Europea debe poner de manifiesto que somos una comunidad, y es necesario poner por delante la realidad y no el déficit. Nuestro Ayuntamiento debe velar, en el marco de sus competencias, por la ciudadanía, especialmente por los más necesitados, y para ello se debe olvidar el techo de gasto. Sevilla tiene un gran tejido social de organizaciones y el Ayuntamiento debe contar con él. Estoy seguro de que el Ayuntamiento de Sevilla pondrá los medios posibles a favor de la ciudadanía de Sevilla en estos tiempos y en los venideros y Sevilla saldrá reforzada en empatía.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios