las claves

pilar Cernuda

El baile de las primarias

Candidatos. Susana Díaz apoyaba a Chacón pero lo que ahora le conviene es que Rubalcaba sea el elegido para optar al liderazgo del partido tras las elecciones generales

CELEBRADA la Conferencia y celebrado el congreso andaluz, los dos foros para mayor honra y gloria de Susana Díaz, llega ahora la tercera fecha importante para el PSOE: la celebración de las primarias.

El próximo comité federal fijará esa fecha, sobre la que ha hay acuerdo para que sea posterior a las elecciones europeas pues de cara a esa convocatoria es mejor que el PSOE se presente sólidamente unido, sin ambiciones internas; y también hay acuerdo para que las primarias sean en junio o julio, en cualquier caso antes de verano.

Los nombres que se barajan como seguros candidatos a intentar convertirse en secretario general del PSOE son los que circulan hace meses, sin cambios -Carme Chacón, Patxi López, Eduardo Madina, Emiliano García Page y Alfredo Pérez Rubalcaba-, pero lo que ha cambiado son las perspectivas. La razón, la irrupción en escena de la nueva presidenta andaluza, que se ha convertido en personaje clave para determinar quién tiene más posibilidades con hacerse con la secretaría general. No sólo porque Andalucía es la federación más numerosa y por tanto parte con ventaja quien cuente con el apoyo de Susana Díaz -aunque el voto es personal tiene influencia decisiva la dirección regional- sino también porque desde hace apenas un mes se percibe a Díaz como la persona con el perfil más adecuado para convertirse en la figura del futuro. Y lo del medio plazo es porque ella quiere dedicarse a gobernar Andalucía, piensa que debe concurrir a unas elecciones porque es presidenta gracias a la dimisión de Griñán y además quiere adquirir experiencia de gestión de gobierno y de partido antes de aspirar a más.

Una aspiración a más que viene dada por el entusiasmo generalizado que ha provocado por la firmeza que ha demostrado tras su toma de posesión y por su empeño en presentarse como una luchadora firme contra la corrupción. Este viernes, un dirigente socialista nacional apuntaba que la dimisión del secretario general de UGT de Andalucía la había provocado la decisión de Díaz de exigir al sindicato hermano que devolviera casi dos millones de euros que, según las informaciones que han trascendido hasta ahora, había recibido UGT de la Junta y no habían sido utilizadas para los fines para los que se habían concedido.

Susana Díaz, antes de ser presidenta del gobierno andaluz, apoyó a Carmen Chacón como candidata a la secretaria general del PSOE en el congreso celebrado en Sevilla hace casi dos años, y también antes de ser presidenta admitía abiertamente que si se celebraban primarias y se presentaba Chacón sería su candidata. Le dio un efusivo abrazo en la Conferencia celebrada hace tres semanas en Madrid, y también la invitó al congreso del PSOE-A celebrado hace unos días en Granada, en el que Díaz fue elegida secretaria general del partido. Chacón, que reside temporalmente en Miami, no ha anunciado oficialmente que pretenda ser nuevamente candidata a la secretaría general, pero el hecho de que haya viajado a España para acudir a esas dos importantes citas, y una tercera vez para presentar a Tomás Gómez en un desayuno informativo, da a entender que mantiene sus aspiraciones de ser la nueva secretaria general socialista. Contaría con el apoyo de un porcentaje alto de andaluces si Susana Díaz confirma su respaldo anterior, y probablemente también con un porcentaje alto de militantes de Madrid, pues Tomás Gómez tampoco oculta su simpatía por la dirigente catalana, aunque algunas personas del entorno de Gómez querrían que él mismo se presentara a la primarias, lo que él no contempla pues su objetivo es convertirse en el próximo presidente del Gobierno madrileño y está absolutamente convencido de que va a conseguirlo. Gómez por otra parte reconoce que antes de acudir al congreso de Sevilla su candidato para la secretaría general era Patxi López, pero se inclinó por Chacón cuando López anunció que no presentaría su candidatura.

Y siguiendo con la estrategia de Susana Díaz, hay que insistir en lo de "si confirma su respaldo anterior" a Chacón, porque la situación ha cambiado desde que accedió a la presidencia del Gobierno andaluz. En plena euforia de su lanzamiento hacia el estrellato, personas cercanas a la presidente ya admiten abiertamente que podría optar en un futuro a la secretaría general del PSOE una vez cumplidos unos años al frente del ejecutivo andaluz: esta mitad de legislatura y al menos parte de la siguiente, pues ninguno de esas personas cercanas consideran la posibilidad de que no se mantenga en el cargo tras las elecciones autonómicas de su región. Y en ese caso, a Susana Díaz no le conviene que en las primarias de junio o julio salga elegida una nueva figura, porque habría que apostar por ella al menos en dos mandatos como secretario general. Lo que le conviene es que sea Rubalcaba reelegido, pues si no logra ganar las elecciones generales, en el siguiente congreso del partido ya podría Díaz dar un paso hacia la secretaría general de su partido.

¿Y Patxi López? ¿Y Eduardo Madina? ¿Y el alcalde de Toledo Emiliano García Page? Uno de los dirigentes que mejor conoce el PSOE por dentro afirma que Page es un valor seguro pero necesita aún cierta proyección nacional, aunque su cartel en Castilla-La Mancha es inmejorable: a los 24 años era portavoz de la Junta y consejero, y su listón es muy alto.

Patxi López es muy apreciado por haber plantado cara al PNV en el País Vasco y reconoce -nuestro interlocutor- que para ello fue básico el acuerdo con el PP, que actuó con gran generosidad institucional. López, afirma, "es muy querido en el partido a todos los niveles, y dio ejemplo como gestor".

En cuando a Madina, tiene mucho empuje entre los jóvenes pero conoce poco el partido, no cuenta con el necesario carácter expansivo propio de un líder y no ha aprovechado suficientemente las oportunidades que se le han dado, aunque su futuro es prometedor. También hace consideraciones sobre Rubalcaba, de quien es gran amigo y al que considera la mejor cabeza política con la que cuenta el PSOE: "Merece una segunda oportunidad porque las primeras elecciones las perdió José Luis -(Zapatero), no él, pero no ha sabido hacer un buen equipo y eso le pasa factura. Tiene una difícil recuperación electoral".

En junio, en julio lo más tardar, se verá quién ha sido capaz de moverse mejor para hacerse con la secretaría general.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios