LA Bolsa española subió ayer el 0,70% y superó el nivel de los 8.700 puntos, tras frenar ayer una racha de cuatro sesiones al alza. Eso la encamina de nuevo a las ganancias, en su búsqueda por recuperar los niveles previos al Brexit.

El principal indicador nacional, sumó 60,60 puntos, hasta los 8.719,20 puntos, lo que sitúa el balance semanal en un rebote del 2,11%. Se reduce la caída en lo que va de año al 8,64 %.

En el resto de las grandes plazas europeas los cierres también fueron al alza. París ganó el 1,17%; Milán, el 1,06%; Fráncfort, el 0,86% y Londres, el 0,70%.

El dato macroeconómico más relevante de la jornada fue el paro semanal en EEUU, que igualó las previsiones, al situarse las peticiones de subsidio de desempleo en 266.000, 1.000 menos que la semana anterior. Estas cifras, aunque no son negativas, enfrían el optimismo que generó el pasado viernes el informe oficial de empleo del Gobierno estadounidense, que mostró un ritmo de creación de puestos de trabajo mayor al esperado.

En el mercado de divisas, el euro se mantuvo 1,1138 dólares, mientras que la libra cayó finalmente del nivel de los 1,3 dólares, y volvió asíasí a sus peores momentos tras el Brexit.

En cuanto a las materias primas, el barril de petróleo Brent, el de referencia en Europa, se encareció hasta los 45,71 dólares

La prima de riesgo española bajó a 102 puntos básicos, muy cerca de sus mínimos desde diciembre del año pasado, gracias a un nuevo mínimo histórico del bono español a diez años. Todos los grandes valores del Íbex consiguieron subidas al cierre, liderados por Repsol, que ganó el 1,49 %; y seguidos por Iberdrola, que se revalorizó el 1,20%; Telefónica, el 0,8 %; Santander, el 0,73%; e Inditex, el 0,58%.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios