La esquina

josé / aguilar

El candidato del PP

NI durante las vacaciones deja el Partido Popular de sorprenderlo a uno. Me refiero al PP andaluz, porque el PP nacional, más que sorprender, da miedo (a veces). Se han hartado los populares de exigir que dimitiera Griñán por su responsabilidad en el escándalo de los ERE y ahora que Griñán dimite -y sobre todo por los ERE- le dicen que debe quedarse hasta que se aclare el escándalo. Pedir que Griñán se desdijese una vez más y siguiera al frente de la Junta toda la legislatura lo hacen compatible con la demanda de elecciones anticipadas. Tal vez algún día se aclaren.

Las piden porque saben que no se las van a dar. La exigencia de convocatoria electoral extraordinaria se da de bruces con el interés del PP: el partido se ha deteriorado en Andalucía desde que Javier Arenas lo llevó a su amarga victoria del 25-M, sus expectativas electorales han caído y la recesión económica nacional no ayuda a mejorarlas ni a la sombra de Rajoy. Si los andaluces fueran llamados a las urnas ahora el que más sufriría sería el PP.

Además, no tiene candidato. ¿O sí? Hay novedad al respecto. Juan Ignacio Zoido, el alcalde de Sevilla y presidente súbito del PP de Andalucía, que estaba llamado a serlo, dejó pronto claro que su prioridad es la Alcaldía de la capital. De palabra y de obra. Desde entonces el PP andaluz carece de liderazgo. No se me ocurre peor posición para afrontar esas elecciones que insólitamente reclaman. Pero decía que ha habido novedad: el mismo Zoido, harto de repetir a los periodistas que todavía no han decidido quién se medirá con Susana Díaz cuando toque, acabó declarando el miércoles pasado: "¿Quién le ha dicho a usted que no hay candidato? Otra cosa es que usted no lo sepa".

Peor me lo pone, don Zoido. Si malo es que a un partido lo pillen por sorpresa y sin candidato convocando unas elecciones que él mismo propone alocadamente adelantar, peor es que el Partido Popular de Andalucía cuente ya con un candidato sin que los militantes del Partido Popular de Andalucía conozcan quién es. Querría decir que entre Rajoy, Cospedal, Arenas y Zoido han designado al candidato pero lo mantienen en secreto -quizás incluso para el propio ungido- hasta que se monte un congreso, conferencia o convención que proporcione la apariencia de que lo eligen las bases.

Al menos los socialistas organizan un simulacro de primarias. A éstos del PP se les ve el dedazo, y encima pretenden esconderlo.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios