La ventana

Luis Carlos Peris

De cara a la gran tarde de la ciudad

AUNQUE la competencia aumenta en progresión geométrica, aun cuando la proliferación de la bulla es un hecho incontestable en esta Sevilla nuestra, la tarde ésta de vísperas de Reyes es, por derecho propio, la tarde por antonomasia. Ya no será noticia porque llevamos una temporadita en que ni siquiera hace falta que sea víspera de nada para que el corazón de la ciudad se colme y hasta se haga intransitable, que antier hasta hubo de cortarse el paso porque en la plaza de San Francisco no cabía un alfiler y el itinerario del tranvía ha de acortarse una tarde sí y otra también. Dicho lo cual hay que convenir que ésta es la tarde de Sevilla desde tiempo inmemorial y que la Cabalgata de Reyes es el señuelo con más tirón de los muchos que se prodigan en nuestro calendario lúdico. Indudablemente, Melchor, Gaspar y Baltasar siguen conformando la terna más taquillera.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios