El parqué

Pablo Cumella

Más corrección

LA revisión a la baja de las previsiones para la economía española por parte del Fondo Monetario Internacional (FMI) y el inicio de la temporada de resultados -correspondientes al primer semestre-, protagonizaron la sesión bursátil. El selectivo español se decantó ayer por el rojo de principio a fin, pero la apertura de Wall Street volvió a arrastrar aún más al mercado nacional. Hoy abrirá desde los 9.360,60 puntos y ya ve más cerca los 9.000 puntos que los 10.000, una barrera que a punto estuvo de rebasar la semana anterior pero que parece que habrá que esperar para verlo. Al margen del Íbex 35, el resto de bolsas europeas también se inclinaron por las pérdidas. El CAC parisino retrocedió un 1,27%, el FT100 un 1,12% y el DAX alemán un 0,56%.

Dentro del mercado de renta variable español, sólo seis valores terminaron en positivo. Grifols lideró las ganancias con un repunte del 0,92%, seguido de Inditex (0,45%) e Iberdrola Renovables (0,32%). También Acciona (0,24%), Sacyr Vallehermoso (0,21%) y ACS (0,18%) lograron salvarse de la quema.

Los grandes valores no dieron la talla y todos cerraron con recortes. Los bancos fueron los más castigados. Santander cedió un 2,75% y BBVA un 1,92%. Banesto se dejó un 2,86%, Popular restó un 2,70% y Sabadell un 1,98%. Del resto de blue chips, Iberdrola perdió un 2,23%, Repsol un 1,68% y Telefónica un 0,98%. El peor del día fue Arcelor Mittal, que rebajó su cotización un 4,95%, seguido por Telecinco (-4,36%). En el mercado continuo, Española del Zinc subió un 6,2%, y los derechos de NH Hoteles cayeron un 34,8%.

El precio de barril de Brent continuó cayendo y se situó en los 61 dólares, mientras que en el mercado de divisas de Fráncfort, el euro cayó ligeramente pero se mantuvo sobre los 1,39 dólares.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios